Terrible tormenta invernal azotó a gran parte de Estados Unidos este domingo y el lunes, provocando fuertes nevadas y acumulación de hielo, con al menos 46 estados bajo alertas meteorológicas. 

Texas es de los estados que mas han sido afectados, ya que 2.3 millones de personas han quedado sin electricidad este lunes en medio de temperaturas bajo cero y con una tormenta que ha sido calificada de "extremadamente peligrosa"

El Servicio Meteorológico Nacional ha informado en la madrugada del lunes que al menos 150 millones de personas estaban bajo advertencias de hielo o clima invernal. La tormenta parece continuar intensificándose, y las autoridades piden a los ciudadanos a prepararse y evitar salir en los próximos días, ya que otro frente invernal azotará al centro del país a partir del martes.

Varios millones de personas en todo el país han quedado sin luz, mientras que el hielo en las carreteras han provocado varias carambolas.

Se han registrado además cancelaciones masivas de vuelos. Este domingo se anularon 2,388 vuelos y para este lunes ya se han suspendido más de 2,600, según datos de la página Flight Aware. También hubo problemas en la red viaria, con carreteras que se volvieron intransitables.

 

 

La poderosa tormenta alcanzó incluso la costa de Texas, donde hubo cortes de electricidad. Más de 2.3 millones de hogares y negocios estaban sin luz a las 7 de la mañana (hora local), según datos de la web PowerOutage.us, un sitio de seguimiento de servicios públicos. 

El Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT, en inglés), que administra el flujo de energía eléctrica en el estado, comenzó a realizar cortes rotativos desde el lunes a la mañana temprano, lo que significa de miles de personas quedaron sin luz cuando las temperaturas caían en torno a los 10 grados Fahrenheit (-12 Celsius) cerca de Dallas y 20 grados (aproximadamente menos 5 grados Celsius) alrededor de Houston.

"Instamos a los tejanos a que pongan la seguridad en primer lugar", publicó en Twitter ERCOT.  Describió además los cortes rotativos como un "último recurso para preservar la confiabilidad del sistema eléctrico en su conjunto".  Se esperaba que las interrupciones duren todo el lunes por la mañana.

Una tormenta extremadamente peligrosa

Texas se había estado preparando para el clima invernal durante la mayor parte del fin de semana. El gobernador, Greg Abbott, que emitió una declaración de desastre para los 254 condados del estado, advirtió el sábado: "Todo Texas se enfrenta a una tormenta de invierno extremadamente peligrosa".

“Probablemente habrá más nieve sobre una franja más grande de tierra en un grado que nunca antes se ha visto en la historia de Texas”, agregó el político en una conferencia de prensa.