Las autoridades sanitarias de Dinamarca detectaron una nueva mutación del coronavirus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19 en 12 personas. Al hacer el seguimiento y rastreo advirtieron que también estaban contagiados de esa misma cepa millones de visones, un animal que es muy conocido en ese país ya que Dinamarca es el mayor productor mundial de piel de visón.    

     El científico estima que lo que sucedió fue que el virus fue transmitido originalmente al visón por humanos y luego regreso a ellos con una cepa cambiada. Las personas que han contraído la nueva forma del virus no parecen sufrir síntomas más graves, según las autoridades sanitarias danesas.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado