México.- Ante la llamada austeridad republicana, la alcaldesa de Reynosa, Tamaulipas, Maki Ortiz, propuso cargar con impuestos la venta de tacos y elotes preparados en la calle. 

En el marco del Parlamento Abierto que se realiza en la Cámara de Diputados para el análisis del Paquete Económico 2020, la panista consideró que los recortes previstos desde el gobierno central representan complicaciones severas para los municipios, que son el primer nivel de gobierno con el que se relacionan los ciudadanos.

De acuerdo con la panista, el mercado informal ofrece una oportunidad inmejorable de recaudación, por lo que consideró como viable la opción de que quienes se desempeñan como vendedores de elotes, o tacos, sean incorporados a un nuevo esquema fiscal que permite cobrarles algún tipo de impuesto.

"Queremos que se establezca una ley sobre los establecimientos informales, nadie como nosotros conocemos a los informales, los tenemos en un censo, todos los taqueros, todos los eloteros, esa gente que no paga impuestos, que debería tener una tasa para pago de impuestos."Maki Ortiz. Alcaldesa de Reynosa.

Como parte de su exposición, Ortiz también lamentó la reducción en 25 por ciento de un subsidio para el fortalecimiento de la seguridad municipal. En el mismo sentido, advirtió que cada migrante que ingresa a la ciudad, por su cercanía a la frontera con Estados Unidos, cuesta a su administración entre 300 y 500 pesos para su atención en albergues.

La blanquiazul pidió a las autoridades federales intervenir ante migrantes que optan por no trabajar pese a contar con permisos para dicha actividad; así como implementar una estrategia de contención una vez que el gobierno estadounidense emita sentencia definitiva sobre el rechazo a su visa humanitaria.