Ohio.- Tres años y tres días después, Alabama vuelve a estar en lo más alto del futbol americano colegial.

El Crimson Tide ganó su sexto campeonato con Nick Saban como entrenador, al aplastar 52- 24 a Ohio State, teniendo como protagonista a DeVonta Smith. Hace tres años ante Georgia, solo tuvo una recepción, pero fue la el touchdown del título, pero ahora el ganador del trofeo Heisman terminó su carrera colegial con una exhibición para la historia.

Smith rompió las marcas de recepciones para una final del College Football Playoffs con 12 recepciones, solo en la primera mitad. Consiguió 215 yardas, siendo una pesadilla para todo defensivo y logró tres anotaciones. Campeón en su primer y último año con Alabama. Y quién sabe cuántas estadísticas más hubiera acumulado de no ser porque salió lesionado de la mano derecha en la segunda jugada del tercer cuarto.

Staff Diario de Morelos