Un estudio elaborado por el Centro de Investigación y Desarrollo en Agrobiotecnología Alimentaria (Cidea) detectó la presencia de 100 mil casos de covid-19 en aguas residuales del estado Hidalgo.

El análisis alertó que con la cuantificación de la covid-19 en heces fecales de aguas residuales, se detectó durante el mes de junio la presencia de 100 mil casos de contagio del virus en los municipios de PachucaMineral de la ReformaTulaTizayuca y Tepeapulco, informó Mayra de la Torre Martínezdirectora del Cidea.

La directora del Cidea señaló que fue un proyecto petición del gobernador de HidalgoOmar Fayad, con el objetivo de conocer el desarrollo de la enfermedad tanto en personas que sufren de síntomas como los asintomáticos y mantener un mejor control de los confinamientos durante la pandemia.

Asimismo, detectar la zona donde existe un mayor incremento de casos y enfocar las políticas públicas hacia este sector, lo que representa un menor costo, a diferencia de muestrear con pruebas del covid-19.

Tan solo en Pachuca son cerca de 300 mil habitantes y el costo de la aplicación de pruebas rápidas a una muestra de 10 por ciento de la población, representaría cerca de 15 millones de pesos, y se elevaría a 30 millones de pesos para pruebas PCR, mientras que con el muestreo de aguas residuales el costo es de apenas ocho mil pesos.

RIESGO EN SEMBRADÍOS DE LA REGIÓN TULA

Con el resultado de esta investigación se detectó la presencia del virus en la mayoría de canales de agua negra de la región de Tula, así como en el suelo y en las verduras que se siembran como coliflorlechuga y cilantro, este último arrojó presencia del virus.

De La Torre Martínez subrayó que la irrigación de las verduras se hace por inundación y es en este momento en que las plantas se contaminan.

CANCELACIÓN DE FIDEICOMISOS, FRENA LA INVESTIGACIÓN

Por el momento la investigación está en pausa tras la cancelación de los fideicomisos, rubro en donde entran los costos de estos trabajos.

La investigadora señaló que para la segunda etapa se tenía proyectado conocer el tiempo de vida del virus en las aguas y plantas, así como su capacidad de contagio; sin embargo, indicó que el gobierno del estado señaló que debe esperar para saber cómo terminará este tema, o de lo contrario buscar alternativas para que puedan seguir en el trabajo.

(Con información de Dinorath Mota, EL Universal)