Un informe presentado en Alemania afirma que el papa emérito no hizo nada para impedir el abuso a cuatro menores de edad en Múnich. 

Estos presuntos abusos sexuales se dieron en la arquidiócesis alemana de Múnich, ocurrieron desde la posguerra y hasta prácticamente la actualidad, por lo cual se le atribuye al entonces arzobispo y actual Papa emérito Benedicto XVI, de no haber actuado al menos en cuatro casos conocidos ocurridos bajo su jerarquía.  

Ratzinger fue arzobispo de Múnich entre 1977 y 1982, antes de convertirse en prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano. 

Los abogados que presentaron el informe denominaron en repetidas ocasiones como un "balance del horror" el análisis de los casos de abusos que abordaron en su estudio.  

En dos de los casos y abusos atribuidos al periodo en que Ratzinger cuando estuvo al frente de esa archidiócesis,  fueron presuntamente cometidos por dos clérigos que prestaban asistencia espiritual y contra los cuales no se actuó en absoluto.  

Según el informe, Joseph Ratzinger ha rebatido "contundentemente" las acusaciones. 

El informe se presentará este jueves en la Casa de la Economía Bávara en Múnich, momento en el cual toda la información será publica. Por su parte, la archidiócesis de Múnich y Freising ha invitado a una rueda de prensa la próxima semana para tomar posición “tras un primer examen”. 

La investigación de Munich constituye un hito en el esclarecimiento de los actos de abuso que afectan a la iglesia católica en todo el mundo, en especial luego de los documentos revelados en Francia, que detallaron 216 mil casos contra menores. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado