Después de que Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, despidiera a dos de sus abogados, uno de los cuales había comunicado que el dinero de su cliente sería designado para comunidades indígenas, José Refugio Rodríguez, defensor acreditado del capo, afirmó que a él nunca le informaron de tal decisión.

Entrevistado en medio, el abogado, sí reconocido por El Chapo, comento que cuando agentes de la DEA arrestaron al capo le cuestionaron insistentemente sobre el paradero de su fortuna.

Refugio Rodríguez fue más allá, al confirmar que su cliente nunca le mencionó que su efectivo estuviera destinado para comunidades indígenas: “ahora salió algo novedoso, de que el dinero que tiene se repatriara a las comunidades. En el tiempo que lo traté nunca supe de grandes cantidades y no puedo opinar si es verdad o no”.

El abogado, quien lleva el desarrollo de extradición de El Chapo, narró que los más obstinados en conocer el paradero del dinero eran los agentes de la DEA y que su cliente, incluso, le menciono que se sentía como Cuauhtémoc pues “nada más faltaba que le quemaran los pies”.

Este miércoles 11 de septiembre Juan Pablo Badillo Soto y José Luis Gonzáles Meza, abogados de El Chapo que impulsaban el amparo contra la extradición a Estados Unidos, fueron desconocidos por el capo azteca.

Además, en la determinación de un Juez Federal quedó fundado que Badillo Soto y González Meza carecen de legitimación.

Durante más de dos años, dichos demandantes han interpuesto una gran cantidad de demandas contra la entrega de Joaquín Guzmán Loera, la cual se concretó el 19 de enero de 2017, un día antes de que tomará posesión Donald Trump como el presidente oficial de Estados Unidos.

En el escrito el narcotraficante sólo reconoció como sus abogados, entre otros, a José Refugio Rodríguez, para los procedimientos de extradición concedida a las Cortes de Distrito del Sur del Estado de California y Oeste de Texas.