Naciones Unidas.- El 75 por ciento de los menores de entre dos y cuatro años de edad en el mundo, alrededor de 300 millones de infantes, fueron disciplinados de manera violenta en el hogar durante el último mes, de acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La violencia contra los niños, algunos de apenas un año de edad, es generalizada en los hogares, las escuelas y las comunidades en el mundo, reveló el informe titulado “Una cara familiar: la violencia en la vida de niños y adolescentes”.

“El daño infligido a los niños en todo el mundo causa un daño tremendo”, expresó el director de protección infantil de Unicef, Cornelius Williams.

Williams añadió que los bebés reciben bofetadas en la cara; niñas y niños son obligados a participar en actos sexuales; y adolescentes son asesinados en sus comunidades. Añadió: “la violencia contra los niños no conoce fronteras”.

En el caso de México, el informe destacó que casi la mitad de los menores de entre uno y dos años de edad son disciplinados de manera violenta. Asimismo, poco menos del cinco por ciento experimenta castigos corporales severos.

Además, cerca del 35 por ciento de los menores de un año en México sufren agresión psicológica; en tanto que 33 por ciento de los menores mexicanos de entre 11 y 12 años de edad sufren de “bullying” o acoso.

En el mundo, casi un cuarto de los niños de un año son sacudidos físicamente como castigo y casi uno de cada 10 es golpeado o abofeteado en la cara, la cabeza o las orejas.

En todo el mundo, uno de cada cuatro niños menores de cinco años, o 176 millones, viven con una madre que es víctima de violencia en la pareja.

A nivel mundial, además, alrededor de 15 millones de adolescentes de 15 a 19 años han tenido relaciones sexuales forzadas. Mientras tanto, sólo el uno por ciento de estos adolescentes dijeron que solicitaron ayuda profesional.

En los 28 países con datos, el 90 por ciento de las adolescentes que habían tenido relaciones sexuales forzadas, en promedio, dijeron que conocían al perpetrador del primer incidente.

Los datos de seis países revelan que los amigos, compañeros de clase y parejas se encuentran entre los perpetradores de violencia sexual más frecuentemente citados contra adolescentes varones.

A nivel mundial, cada siete minutos un adolescente es asesinado por un acto de violencia. En ese sentido, América Latina y el Caribe es la única región donde las tasas de homicidio adolescente han aumentado; casi la mitad de los homicidios entre los adolescentes en 2015 ocurrieron en esta región.

En Estados Unidos, los muchachos adolescentes de poblaciones afroamericanas o afroamericanas no hispanas tienen casi 19 veces más probabilidades de ser asesinados que los adolescentes blancos no hispanos.

Además, la mitad de la población de niños en edad escolar, o 732 millones, vive en países donde el castigo corporal en la escuela no está totalmente prohibido.

Tres cuartas partes de los tiroteos escolares documentados ocurridos en los últimos 25 años en países que no están en conflicto ocurrieron en Estados Unidos, apuntó Unicef.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...