A más de un año de haber padecido de COVID-19, la cantante confesó seguir sufriendo las consecuencias de esta enfermedad.

Debido al contagio que la enfermó durante las grabaciones de “Quién es la Máscara?”, Yuri admitió ante medios padecer de disautonomía, enfermedad que produce un trastorno en la regulación del sistema nervioso, de acuerdo con la Secretaría de Salud federal, la disautonomía es una “falla del sistema nervioso central autónomo, encargado de regular funciones vitales como la respiración y el funcionamiento del sistema gastrointestinal”.

Una enfermedad que no distingue en edades y puede llegar a ser mortal debido desmayos que podrían terminar en graves accidentes y lesiones.

“Estuve bastante enfermita. Gracias a Dios pude detectarlo a tiempo, fui con un neurólogo, dos neurólogos, me detectaron que tengo disautonomía, que no es de muerte, pero sí es muy difícil”, expresó la cantante.

Y es que debido a los síntomas de esta enfermedad, incluidos desmayos, taquicardia, ansiedad y falta de aliento, la cantante vio comprometida su carrera al no poder desempeñarse en óptimas condiciones.

"Digo: ‘oye, si yo voy a estar así, y mi calidad de vida no es tan bonita, ay, Señor, ¡pues llévame!’. Claro, en ese momento dices ‘¿cómo que llévame?’, tengo a mi hijo, tengo a mi hija, tengo a mi esposo, pero sí llega un momento que sí te desesperas, definitivamente.”, relató ante medios.

Afortunadamente actualmente se encuentra cuidándose y agradeciendo el apoyo de su familia y amigos.

Entre las recomendaciones para mejorar la calidad de vida de estos pacientes, se toman medidas preventivas como:

* Evitar estar de pie por tiempo prolongado.

* Evitar el calor excesivo y la deshidratación.

* Reposar unos minutos después del almuerzo.

* Aumentar la cantidad de sal en la comida.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado