El Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas dio a conocer que en el estado se registran cuatro mil 556 personas desaparecidas, la mayoría son mujeres de 10 a 19 años, al mismo tiempo el organismo señaló que en lo que va del año han desaparecido 299.

Roberto Salinas, Co-director de la asociación civil comentó que con información de la Comisión de Nacional de Búsqueda indicó que del período de 1964 a lo que va de mayo de 2022, se han localizado dos 222 personas, es decir, el 59 por ciento; 130 personas han sido localizadas sin vida y mil 556, desafortunadamente, no han sido encontradas; es decir, el 41 por ciento.

La lista de las personas desaparecidas es la siguiente: 14 en 2009; 29 en 2010; 53 en 2011; en 2012 subió considerablemente la cifra a 143; 716 en 2013; 380 en el año 2014; 123 en el año 2015; 290 en el año 2016; 232 en el 2017; 199 en el año 2018; en el 2019 vuelve a registrase una baja con 51 desaparecidos; en el 2020 hubo otro incremento alarmante con el registro de 764; 314 en el año 2021 y 299 en lo que va de este año.

Salinas fue claro al señalar que, según la información de la Comisión Nacional de Búsqueda, los 10 municipios con más casos de personas desaparecidas son Cuernavaca, con 538 localizadas y 645 no localizadas; Jiutepec con 226 localizadas y 279 no localizadas; Temixco con 204 personas localizadas y 181 no localizadas; el cuarto lugar lo ocupa Cuautla con 168 localizadas y 116 no localizadas; le sigue Xochitepec con 106 personas localizadas y 125 no localizadas; Emiliano Zapata tiene 93 personas localizadas y 100 no localizadas; el séptimo lugar lo ocupa Yautepec con 93 localizadas y 90 no localizadas.

Y continuó: en Tepoztlán hay 52 personas localizadas y 49 no localizadas; Puente de Ixtla tiene 48 localizadas y 25 no localizadas; y el décimo lugar lo ocupa Jojutla con 43 localizadas y 27 no localizadas. Lo más grave, y que nos da pauta para darnos cuenta de la gravedad del asunto, es que los rangos de edad de personas desaparecidas corresponden mayormente a mujeres de entre 15 y 19 años; han desaparecido 685 y 260 son hombres de este mismo rango de edad, y otro dató más grave es que personas desaparecidas son mujeres de entre 10 y 14 años; se tiene un registro de 315 y 142 son del sexo masculino de entre 10 y 14 años.

De entre los 20 a 24 años, han desaparecido 206 hombres y 222 mujeres; en el grupo de 25 a 29 años han desparecido 211 hombres y 151 mujeres, y peor aún, de cero a cuatro años, las cifras son similares: 86 del sexo masculino y 83 del sexo femenino.

Afirmó que en México el número de personas desaparecidas no localizadas es de 100 mil 234 y de personas desparecidas localizadas sin vida es de nueve mil 939, para que se vea la gravedad del asunto.

Asimismo el co-director del Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas, mencionó que es urgente atender a la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF), institución que ha estado en la lucha política para poder capturarla y controlarla, lo que ha provocado que exista impunidad y corrupción, misma que no ha sido perseguida y fiscalizada.

“Tenemos a la segunda auditoría con el peor presupuesto de todo el país; si lo vemos por cada habitante, es la peor de México”, problema que ya se ha pesentado a los señores diputados en el parlamento abierto en el que participaron las principales asociaciones civiles del estado.

Por eso aclaró que han sido escuchados diversos planteamientos en foros que han organizado y los diputados han estado presentes. Lo cierto es que hay mucho qué hacer para reforzar el trabajo que se tiene que realizar, “porque la labor de la Fiscalía es de suma importancia al hablar sobre la auditoría”.

Al referirse a cuál es la situación actual, los retos y cuál debe ser el papel de una entidad de fiscalización con el fin de fortalecer esa institución, aseveró que “esta instancia durante muchos años ha estado funcionando, porque ha sido una institución que ha estado en una lucha política por ver quién la controla y tenerla bajo su poder, y, derivado de ello, hay mucha impunidad”.

Fue claro al señalar que es urgente y necesario darle las herramientas y la autoridad a la ESAF, para que pueda hacer bien su trabajo de auditar y transparentar su labor, porque en este momento la auditoría en Morelos es la que tiene el peor presupuesto de todo el país: “hoy la que tenemos en Morelos está capturada por el Congreso, es por eso que no ha ingresado una persona mediante el procedimiento del servicio profesional de carrera que está vigente desde el 2015; todo el personal que tiene es mediante la recomendación de los diputados, muchos de ellos que ya se fueron pero dejaron allí a sus recomendados”.

Como podemos ver, dos problemas fundamentales para el estado. ¡Qué grave que estén en esa posición! ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

lavinleon@gmail.com
Twitter: @teolavin


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado