La noticia de que suman esfuerzos el estado y Cuernavaca por la seguridad es una buena noticia, que ya se hayan puesto de acuerdo los ejecutivos es un adelanto, pero por lo pronto la inseguridad sigue cada día peor.

 Veamos la nota:

Cuauhtémoc Blanco Bravo, Gobernador de Morelos y Francisco Antonio Villalobos Adán, Presidente Municipal de Cuernavaca, dieron el banderazo de salida a 25 patrullas y 10 motopatrullas nuevas, que a partir de ayer se suman a las tareas de prevención del delito en la capital del estado.

La entrega de vehículos, uniformes, chalecos balísticos y cascos patrulleros a la Secretaría de Seguridad Pública de Cuernavaca se realizó en la sede del Ayuntamiento.

En el mismo acto, un grupo de 60 policías de la Comisión Estatal de Seguridad Pública Morelos - recién graduados- se incorporaron a los trabajos que de manera conjunta realizan el municipio y el estado para restituir la paz social.

La adquisición del parque vehicular y equipo para la policía de la capital morelense, tuvo una inversión superior a 20 millones de pesos, procedentes del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad, que el gobierno federal otorga a los municipios.

Blanco Bravo y Villalobos Adán ratificaron su compromiso de enfrentar con responsabilidad el reto de garantizar seguridad pública a las familias, visitantes y personas que transitan por la Ciudad de la Eterna Primavera.

El alcalde destacó que, por recomendación del gobernador, dos de las nuevas patrullas –pintadas de rosa- serán utilizadas en acciones de prevención de violencia de género.

José Antonio Ortiz Guarneros, titular de la CES Morelos, reconoció la vocación, entrega y sacrifico de las mujeres y hombres policías, quienes día a día se esfuerzan en preservar el orden y la paz.

Autoridades municipales y estatales coincidieron en que, para recuperar la paz social, se requiere la participación firme y decidida de todos los sectores de la sociedad.

En la entrega de las patrullas y demás equipo estuvo presente todo el cabildo del Ayuntamiento de Cuernavaca, así como la diputada federal por Morelos, Brenda Espinoza López.

Lo importante no son nuevas patrullas, el problema de la delincuencia en la ciudad ha sido que se ha creado una serie de factores que permiten que ésta siga creciendo y, al parecer, respecto a los espacios que está tomando o ha tomado la delincuencia, las autoridades policiacas sólo dan rondines durante el día y por las noches lo dejan en sus manos.
 Ayer hubo más de seis muertos, eso es lo que no puede ser: las balaceras en cualquier lado y la impunidad con la que los delincuentes funcionan en la ciudad son impresionantes.
 Piden piso a cualquiera casi en las narices de la policía y no han entendido que eso no desaparece con la presencia de patrullas; lo importante sería un verdadero trabajo de inteligencia, en el cual se fueran desarticulando las bandas de las zonas ya tomadas por la delincuencia.

Que sea la propia autoridad quien decida participar, porque en la parte norte no se hacen las cosas porque tienen el pretexto de los usos y costumbres, pero hay que estudiar un poco la ley y veremos que se deben respetar las tradiciones de los pueblos indígenas y tienen derecho a nombrar sus autoridades, siempre y cuando cumplan con la ley; así lo dice nuestra carta magna, por lo que no hay pretexto.

Los antros que siguen operando desde la impunidad total, y desde luego que son fuente de delincuencia, funcionan toda la noche sobre las banquetas, dejando a los ciudadanos que tengan que caminar por plena calle y no hay nadie que los detenga; sabemos de quién es el poder en el municipio, del papá postizo, pero él y los demás fingen demencia ante estos antros donde ha habido muertos, sólo los sacan, lavan la sangre y funcionan todas las noches.
 Mientras no se pongan límites a esta gente, no podrá haber orden.

¿No cree usted?

Gracias a todos y cada uno de los que me han llamado por diferentes medios y que están de acuerdo con el artículo de la semana sobre la ciudad.
 Ahora hay que ponernos de acuerdo para que podamos poner un alto a tanta impunidad.
 ¿Cómo la ven?

Por: Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin