De la misma forma en que el Impepac ha llevado las situaciones político-electorales estos últimos años, en los que la trasparencia no es su fuerte, la pasada semana el Pleno del Consejo Estatal Electoral del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana aprobó el registro del Partido Encuentro Social como instituto político local y del Partido Nueva Alianza.
A pesar de ser el partido en el poder, el desacuerdo en la institución se hizo patente en la votación, ya que el PES logró su registro en Morelos con cuatro votos a favor y tres en contra, pues algunos consejeros afirmaron que no se cumplió con el procedimiento que establece la ley electoral.
La consejera presidente Ana Isabel León Trueba sostuvo que Encuentro Social sí cumplió con los requisitos que establece la ley, ya que obtuvo más del tres por ciento de la votación y logró el registro de candidatos en más de la mitad de distritos y municipios en la pasada elección.
Sin embargo, dijo que el procedimiento seguido por la Comisión Ejecutiva Permanente de Organización y Partidos Políticos no se llevó apegado a la ley, por lo que podemos entender que las broncas internas son verdaderamente fuertes y que no hay verdaderos consensos en la institución, razón por la cual en la próxima reforma electoral en el Congreso de la Unión uno de los planteamientos fuertes es la desaparición de las instituciones electorales locales, ya que se han pervertido de manera alarmante.
Si analizan los procedimientos, entre los mismos consejeros se dan con la cubeta y está la declaración de que fue la consejera presidenta de la comisión que a Berlín Rodríguez Soria se le admitió la solicitud de registro sin ser representante legal del PES a nivel nacional -y así se corroboró con el Instituto Nacional Electoral- lo que es un requisito indispensable de acuerdo con las leyes electorales; por lo que, violando la ley (para variar), la mayoría de los consejeros electorales coincidieron en que la responsabilidad del Impepac era validar si el PES cumplía o no con los requisitos para su registro, por lo que validaron la solicitud de Berlín Rodríguez.
La votación fue a favor de las consejeras Ixel Mendoza Aragón, Isabel Guadarrama Bustamante y los consejeros José Enrique Pérez Rodríguez y Alfredo Javier Arias Casas, quienes se pronunciaron por “velar por los derechos de los militantes del partido”, un buen pretexto para violar la ley, y si las instituciones electorales no son las garantes de la legalidad, el desorden cunde de manera imposible de detener y acaba con la credibilidad de la institución.
En contra votaron la consejera presidente Ana Isabel León Trueba, la consejera Xitlali Gómez Terán y Ubléster Damián Bermúdez, por considerar que se violentan las normas electorales.
En la misma sesión, los consejeros aprobaron que el Partido Nueva Alianza (Panal) mantenga su registro como partido político estatal, luego de que subsanó observaciones hechas por el Impepac.
El problema no es el registro de un partido político que tiene una presencia en el estado, aunque tenemos que reconocer que la votación por el PES fue para el candidato y no para el partido, mientras no haya legalidad en las instituciones electorales, éstas deben desaparecer; en eso tienen razón los diputados morenistas y petistas, porque pierden su utilidad las instituciones electorales que desprecian uno de los principios básicos que habían hecho que se convirtieran en acreedoras a la confianza de los ciudadanos. Con estos consejeros, manejados por un mediocre que cree que todo sabe, la institución está en la olla. ¿No cree usted?
El Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, se pronunció en contra de la propuesta de regresar a la entidad el cobro de la tenencia vehicular; aseguró que en Morelos no se reactivará el impuesto, e incluso dijo no estar de acuerdo en revivir la tenencia vehicular federal que planteó el Presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso de la Unión, Alfonso Ramírez Cuéllar.
“Pagas una mensualidad por tu carro y pagas agencia, pagas aseguradora, pagas verificación y servicio mecánico; entonces no es justo”, dijo el ejecutivo y agregó que Morelos es uno de los pocos estados de país que eliminó desde el 2012 el cobro de la tenencia vehicular estatal, luego de que el Congreso aprobó retirar dicho impuesto que fue creado para el pago de los gastos de la olimpiada de 1968. Pero, como los gobiernos no tienen llenadera, lo dejaron en beneficio de su corrupción y su impunidad, esa es una gran verdad.
Regresando a la declaración del gobernador, aclaró que no han tenido ningún tipo de comunicación con su homóloga de la Ciudad de México, para tratar el tema de las medidas ambientales que se pretende implantar para restringir la circulación de martes a jueves, en un horario de 6 a 10 de la mañana, a los vehículos con placas foráneas, exceptuando a los autos del Estado de México.
La verdad es que la tenencia es una injusticia, pues se trata de un impuesto que se creó para enfrentar una situación extraordinaria, la Olimpiada, que sucedió hace medio siglo. Pero, como siempre, el abuso de la autoridad es algo de lo que todos fuimos y seguimos siendo presa. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]