La inseguridad sigue en pleno desarrollo en la entidad, nadie la para y ahora se habla de la llegada de más de 200 elementos de la Guardia Nacional para rescatar la paz y la tranquilidad.

El problema no es solamente que lleguen los elementos de la Guardia Nacional para ayudar a que la seguridad aumente en el estado, sino que son las aristas del problema que no solucionan los ayuntamientos y que, por lo tanto, mantienen el problema.

Si no se desarrolla un plan integral y continúa el caos en el que vivimos, las cosas no van a cambiar.

¿De qué nos sirve que se trace el mejor plan y que doscientos hombres policías luchen en contra de ese flagelo?, si las ciudades y pueblos están llenos de antros en donde se expende la droga y la bebida de manera irregular, que son “tierra de nadie”.

Si el trabajo no es coordinado con los municipios, éstos no van a salir adelante. Todos en Cuernavaca celebramos que hayan cerrado cuatro bares, pero esa no es la solución, hay que cerrar más de 50, sobre todo los que trabajan sin licencia y sin horario y que no respetan las reglas de funcionamiento que tienen los ayuntamientos. En el norte de la ciudad y en los pueblos que la forman, los bares funcionan diario toda la noche y de lunes a lunes no dejan dormir a nadie, y la droga y el alcohol corren sin el más mínimo recato.

El caos es generalizado, ahora vamos a reemplacar para tener el control de los vehículos que circulan en la ciudad; pero en la zona norte circulan, sin placas, carros y motocicletas; nadie usa el casco y hay motociclistas que llevan cargando hasta tres o cuatro niños para repartirlos en las escuelas y mujeres embarazadas. En fin, el caos total, te rebasan por la derecha, izquierda o por donde sea, se paran donde se les pega la gana y nadie respeta ni las entradas de coche de tu casa.

Mientras, el caos sigue. ¿Cómo no va a haber delincuencia, si no hay control sobre quienes viven de ella?; nada más hay que ver los vehículos y las fachas para saber a qué se dedican, beben toda la noche y ya medio alcoholizados se dan a la tarea de delinquir.

Está muy bien que cierren los bares, pero necesitamos que sea en toda la ciudad; y desde luego que hay que empezar por algo: frente a la escuela Pestalozzi, la de mayor tradición para la primaria de niñas en la ciudad, a menos de cien metros hay un mercado de vicio y alcohol y ahí sigue, sin dejar dormir a más de tres cuadras, que es una zona de vivienda. Así, el desorden continúa por toda la ciudad y quienes manejan vehículos hacen lo que quieren de día y de noche; los taxistas en el norte circulan sin placas y asaltan y roban, sin que nadie ponga control y orden; los piratas son los más exigentes y no permiten ni las revisiones.

Muy bien por el ejecutivo estatal por apoyar a los policías contra el prepotente dizque empresario de la camioneta blindada que les gritoneó y los trató con la punta del pie. Pero la verdad es que el caos está en todos lados y que el cierre de los antros va a dejar sin empleo a muchos, pero ciertamente no a tantos. Tenemos que copiar las experiencias de los países y de las ciudades que han cambiado la inseguridad por la paz y la tranquilidad. No entiendo por qué la delincuencia supuestamente organizada nos tiene en una inseguridad impresionante; ¿es por el tráfico de la droga?, la verdad es que no. En los Estados Unidos la droga llega y se reparte y se consume de una manera mucho mayor que en México y no hay tanta inseguridad; entonces se pregunta uno por qué la inseguridad sólo se da en México.

Necesitamos de todos y la petición de que se denuncie es importante. Tenemos que trabajar todos unidos para acabar con esta forma de vida; la sociedad civil, el gobierno y las autoridades de todos los niveles debemos de hacerlo de manera conjunta, pero con un plan preconcebido y consensado con la sociedad, de manera práctica y sencilla, donde la autoridad se baje a nivel de los ciudadanos y los ciudadanos la respeten. Pero también que la autoridad entienda que se debe a todos y se baje de su pedestal; el nicho es para los santos y no para los mortales.

Copiemos del mundo la manera en que se ha solucionado este problema, tenemos miles de propuestas, contamos con los mejores investigadores científicos del país, y no se entiende por qué no lo hacemos. La ciencia y la investigación son para eso, para beneficiar a todos; ¿de qué le sirve a Morelos tener el mayor número de científicos e investigadores mejor preparados del país, si no los aprovechamos?, también hay que escucharlos, la solución está en todos. El gobierno solo no puede y tenemos que diversificar el esfuerzo, porque la verdad es que ya estamos cansados de vivir así. ¿No cree usted?

El próximo día 12 de abril, el baile de Los Cuernavacos en Mañanitas Casa Nueva, con la coronación de SGM Rocío I. Para volvernos a ver, no se lo pierda, boletos a Comonfort 13 y en los teléfonos 314-51-91 y 314-51-89.

 

Por: Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin