(primera de dos partes)

En nuestra sesión del Grupo Empresarial Morelos se presentó nuestra consocia la Licenciada Isabel Quevedo, quien nos habló sobre Cuauhtémoc, la cuenta del tiempo en la sociedad mexica y la importancia de introducir este tema en las escuelas públicas.
“Quiero decirles que cuando yo escribí mi trabajo recepcional, el que era nuestro presidente nacional me mencionó que es un trabajo muy importante y que ya existían antecedentes en la sociedad. Yo me dediqué a buscar en la biblioteca un libro y hallé uno que ya se estaba desarmando y se llama “Cuauhtémoc hijo del Sur”, de Don Leopoldo Carranco Cardoso, una autoridad en cuanto a Cuauhtémoc.
“Don Leopoldo fue miembro de la sociedad y podía hablar mucho sobre Cuauhtémoc, el último gobernante de Anáhuac; y acuérdense que cuando Miguel Hidalgo y Costilla levanta la Virgen de Guadalupe habla de Anáhuac, y Don José María Morelos y Pavón realiza el Congreso de Anáhuac en Chilpancingo, que es la semilla para el artículo 139 Constitucional pues ahí es que nacen los Sentimientos de la Nación.
“Se habla del momento fundacional del México que hoy vivimos, así que todo tiene que ver con Cuauhtémoc, con Moctezuma y con Cuitláhuac, porque son los últimos gobernantes y, como ustedes le quieran llamar, yo no le llamo derrota a la que sufrieron, nosotros lo llamamos la entrega de México Tenochtitlan, el 13 Agosto de 1521.
“Si habláramos de armas, México fue entregado al que ganó la guerra, pero hay un porqué, porque los Españoles estaban en ese momento ejerciendo una guerra de exterminio que nuestros pueblos no conocían, igual asesinaban guerreros que mujeres, que niños y eso está consignado en la historia.
“Entonces toda esta historia es no contada, pero no contada por nuestras autoridades de la Secretaria de Educación Pública, lo que nos parece un gran error; aquí en el Estado de Morelos muchos saben que con Esteban Barragán, actual secretario, hemos tratado el tema, pues él es sensible ante éste.
“¿Qué le pasa a nuestro país?, mientras nosotros no sepamos de dónde venimos, no sabemos dónde estamos y menos a dónde vamos.
“El día que se inauguró el archivo general de la nación estuvimos con la abuela de Esteban Moctezuma, estuvimos con ella en su testamento, pues es quien abolió la esclavitud en 1531 en este país. Más tarde, de manera legal, Don Miguel Hidalgo también hace lo propio y nosotros nos preguntamos por qué no conocemos la historia. Bueno, yo les digo que nosotros los morelenses somos vecinos del estado de Guerrero que es donde guardan la verdadera historia de Cuauhtémoc. Únicamente voy a decirles una palabra que se usa mucho en la tradición oral. La historia está interpolada, está entreverada, no se dice derecho, se comenta en pasillo pero no la reconocen a nivel oficial.
“El trabajo mío y de mucha gente que danzamos, estudiamos y damos pláticas, es decir lo que sabemos, pero con testimonios escritos porque la tradición oral únicamente la han guardado de boca a oreja.
“Hay gente que empezó a escribir en los 50 y en los 60; en el año 1948 y 49, seguramente nadie lo recuerda, se dio una moneda maravillosa, una moneda de plata de Cuauhtémoc, esa moneda es una señal maravillosa de cómo la mexicanidad se va levantando lentamente. Esa moneda se repite en una especie de pesetita en que ya viene otro Cuauhtémoc. Siempre son de 5 o de 50 y posteriormente vemos un billete azul de 50 pesos donde está un Cuauhtémoc; ese Cuauhtémoc trae en el anverso una pintura del artista González Camarena, y es una pintura clave para entender también parte de nuestra historia oculta. Está allí un español con su armadura y está a caballo, también hay un Mexica que lo está atravesando con una lanza.
“Son momentos que la historia va poniendo, y aunque no me lo crean, hay guardianes de la tradición en muchos lugares del mundo. En la casa de la Moneda de México hay guardianes y de vez en vez van poniendo señales, esas señales de las monedas son importantes porque van pasando de mano en mano de todos los mexicanos.
(Continuará)

Teodoro Lavín León
lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin