Digan lo que digan, sigue la inseguridad y las cosas no están nada bien; prueba de ello es que el propio secretario general de Gobierno del Estado reconoce la operación en el territorio de grupos delincuenciales.
En Morelos siguen operando “Los Rojos” y “Guerreros Unidos”, quienes en la disputa del territorio han tomado actitudes cada vez más violentas, aseguró el secretario de gobierno, Matías Quiroz Medina.
En primer lugar, el funcionario estatal lamentó los asesinatos de una mujer embarazada y de su hija de cinco años, ocurrido el pasado lunes en la colonia Alta Vista del Municipio de Cuernavaca: “Un hecho que lamentamos profundamente y, desde luego, el Gobierno del Estado rechaza cualquier actitud de violencia y sobre todo algunos grados de confrontación que grupos delictivos han empezado a presentar”.
Indicó que, de acuerdo con las líneas de investigación que realiza la Fiscalía General del Estado, todo apunta a una presunta disputa de territorios.
Cuestionado sobre cuáles grupos criminales están presentes en la capital morelense, Quiroz Medina indicó que en términos generales en la entidad se sigue observando movimiento y presencia de “Guerreros Unidos” y “Los Rojos”.
Enfatizó que en esta disputa por el control territorial y el control de liderazgos, ha llamado la atención que están tomando actitudes más violentas.
“Tenemos una estrategia coordinada (de seguridad) con el Ejército Mexicano, con el gobierno federal y  con el gobierno estatal a través del Mando Único, y estamos convocando a una revisión mañana (hoy) de la estrategia, precisamente para observar este tema”.
Quiroz Medina precisó que en el estado se cuenta con algunos focos rojos, particularmente en Cuernavaca y otros más en la zona sur, los cuales, aseguró, se están atendiendo. Esto es una realidad, los asesinatos, los robos y los secuestros siguen y nadie los para; lo que no es entendible es que gastamos millones, miles de millones de pesos, en seguridad y no se puede parar a esos delincuentes.
Además, el cinismo que padecemos es impresionante con el ejecutivo hablando de la democracia y la segunda vuelta, cuando su gobierno y el Congreso que nos quitó el control a los morelenses de derechos adquiridos, reduciendo hasta el funcionamiento de la Ley de Participación Ciudadana. No es posible tanto cinismo; se habla de democracia cuando Morelos tiene el gobierno más antidemocrático del país; que yo sepa, ningún otro estado ha dado pasos tan atrás como Morelos, porque tenemos un congreso que “se cuadra” ante el ejecutivo y todas sus peticiones; de ahí la caricatura de que ahora sólo será la Secretaría de Asuntos Legislativos, porque ya perdió totalmente su independencia, lo que es una vergüenza.
El retroceso democrático no tiene paralelo en verdad; es para darlo a conocer a nivel internacional, pues no hay estado o provincia que se haya atrevido a tanto. La verdad es que la democracia está muerta en Morelos. En el artículo de ayer hablaba de la impunidad, que esa sí existe y reina aquí entre nosotros; todos sabemos cómo roban y quiénes y nadie hace nada. Que esto suceda, la verdad, es vergonzante. ¿No cree usted?
INTERESANTE trabajo a través de cursos y talleres académicos y culturales. La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) brindará apoyo a comunidades y pueblos de la región oriente del estado, además de promover el desarrollo de un proyecto para la creación de un Centro de Estudios del Zapatismo.
El rector Alejandro Vera Jiménez se reunió con encargados de Bibliotecas Públicas Municipales de Ciudad Ayala y familiares del General Emiliano Zapata Salazar, así como con representantes del Patronato de Anenecuilco, Morelos, para refrendar su apoyo en las necesidades relacionadas con el patrimonio cultural de la región.
Dicha reunión se realizó este 29 de junio en la Biblioteca General Genovevo de la O, de Anenecuilco, en donde se trataron entre otros temas la elaboración de un convenio para crear cursos y talleres en materia cultural y educativa, impartidos por especialistas de las diferentes escuelas de estudios superiores de la UAEM, que se ubican en la región oriente del estado.
“Desde las comunidades y pueblos de Anenecuilco, Morelos, se debe crear un proyecto que permita recuperar la memoria histórica y colectiva, a partir del legado de la lucha del General Emiliano Zapata Salazar y de las nuevas luchas libertarias de nuestros pueblos”, dijo Alejandro Vera.
Agregó que, con relación al Centro de Estudios del Zapatismo, “nos parece que nuestra universidad y nuestro estado tienen que comprometerse de manera muy puntual con el estudio no sólo histórico, cultural, político y social, sino con las implicaciones que el movimiento de la revolución zapatista ha tenido y sigue teniendo en nuestro entorno; otras universidades y otros países tienen sendas bibliotecas, centros de documentación e investigadores a tiempo completo estudiando el zapatismo, y nosotros, que somos cuna de la tierra de Zapata, no hemos hecho más que recuperar en parte su legado y memoria histórica”.
Bien por la educación superior. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin