Las precampañas ya empezaron y algunos de los partidos no han dado pleno color de con quién van. Empezaron desde el primer día Matías Nazario y José Luis Urióstegui, el primero por el MAS, al que maneja totalmente, y el segundo por el PES porque, a pesar de que se dice que irá por el PAN, éste al parecer no le ha dado la candidatura oficialmente; el problema de José Luis es que el PRS no tiene, o no ha dejado los mejores recuerdos de su desempeño en Cuernavaca, pues la alcaldía, cuando estuvo en sus manos, terminó con la expulsión de los miembros del partido del Ayuntamiento, donde se habló de un desfalco de más de cien millones de pesos de la “caja chica” del Ayuntamiento, denominada SAPAC, lo que, a pesar de que parece que no se tiene memoria, ésta sí existe y la ciudadanía votó por un partido y terminó la administración con otro. Además, los ataques que los dueños del partido han realizado en contra del gobernador no es algo que se olvide fácilmente y tendrá que luchar en contra de eso.

En el imaginario colectivo faltan varios candidatos que espera la ciudadanía, si es cierto que bajaron del carro a Alejandro Mojica y a Megui Salgado de Morena con la imposición de una coalición que no va dar resultados, porque no han tomado en cuenta que ahora en la boleta no va el nombre de Andrés Manuel López Obrador y que quien, al parecer, va a encabezar la planilla de Cuernavaca ni es de aquí, y su soberbia es lo único que lo ha distinguido; y en medio de ésta ha dejado a un lado la parte importante que no se ha hecho, y que es indispensable: el trabajo de cabildeo necesario entre la militancia de Morena que se encuentra molesta por la imposición.

Sobre el PAN, como siempre los Terrazas no quieren negociar con nadie, creen que el partido es de su propiedad y han dejado fuera a muchos que le podrían ser de verdadera utilidad. El PAN ha perdido en Cuernavaca y panistas tradicionales, o con carrera dentro del partido, al parecer se presentarán a la contienda con otros partidos; en uno de Fuerza por México aparentemente irá Sergio Estrada Cajigal, que no fue mal alcalde, pero tenía pegado a él a Pedroza, al que después en el gobierno que fue pésimo expulsó y, que se dice, fue la inteligencia atrás del trono. Para el ex gobernador habrá muchas preguntas después de haber sido famoso por sus aparentes nexos con la mafia y sus viajes en el “helicóptero del amor”, así que fácil no la tiene, pero lo que sí hará es quitarle votos al que será candidato panista, igualmente que si Toño Sandoval va por convergencia, ya que, se dice, le quitará también a una sección grande de votantes del PAN.

El problema de la pulverización del voto, por la gran cantidad de partidos, será la gran diferencia; tener más de 2 partidos compitiendo por la capital en una misma de casilla única federal y local conjuntamente, donde sólo dos funcionarios llevan la local, va complicar el trabajo de la jornada electoral, y éste puede ser un pretexto para la realización de un fraude.

Por el PRI la cosa no está sencilla, como que ya se les hizo bolas el engrudo y el pleito interno, al parecer, ha crecido; si bien ya se dice que Haddad ya no va y que quiere su lana de regreso en la capital. Y después de la pérdida impresionante de hace tres años, la que tiene el mayor conocimiento de la gente es Maricela Velásquez, les guste o no; desde luego que tiene negativos, pero en la pulverización del voto el trabajo que ha realizado con los grupos de cada una de las secciones de Cuernavaca le puede rendir buenos frutos. La decisión no se ha tomado y se dice que ya hasta bronca ha resultado de sus diferencias con el dirigente local; por lo pronto, el PRD ya quiere poner a un aliado de Graco y esperemos que el PRI se dé cuenta, porque si va alguien graquista será nacido para perder.

Así las cosas, los temas son como de vacilada, pero veremos a quién proponen para diputados, donde los chiquitos, con un candidato conocido y con base social, la puede hacer por la mencionada pulverización del voto; sería una alternativa más en el congreso.

El gobierno le está trabajando para Cuernavaca, lo que es un error; donde pierda el Congreso le van a salir canas verdes. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin