Sin duda alguna, hace bien el rector Gustavo Urquiza al deslindarse y deslindar a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos de lo que se ha dado en llamar “la estafa maestra”.

La anterior administración, al parecer, está profundamente involucrada, por lo que el rector ofreció cooperar con las investigaciones con toda la información con que cuenta. Así lo declaró con esas palabras. El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Gustavo Urquiza, afirmó que la universidad será respetuosa del proceso legal que se sigue en contra del ex rector Gerardo Ávila.

Mencionó que, actualmente, la universidad está sujeta a cinco auditorías cada año, siendo la más estricta la de la Auditoría Superior de Fiscalización.

La Fiscalía General de la República lo acusa por probable responsabilidad en el uso indebido de atribuciones y facultades, al disponer de recursos transferidos mediante un convenio signado en 2013 por la Secretaría de Desarrollo Social y la UAEM, en cuya administración fungía entonces como secretario de Rectoría.

En lo personal, creo que el chivo expiatorio es Gerardo Ávila, ha sido siempre un hombre congruente y quizá cometió el error -muy grave por cierto- de firmar como secretario de la Rectoría, y los responsables son el hamponcete de Wiscano y el propio ex rector Alejandro Vera; la verdad, nada más hay que ver cómo vive Gerardo para darse cuenta de que es un hombre honesto que no tiene esa cantidad de dinero.

Al respecto, Gustavo Urquiza se dijo respetuoso del proceso legal, “la idea es que se aclare sus situación y como ex rector estamos solidarios con él, lo que deseamos es que se aclare su situación”. Además, indicó que desconoce el proceso de investigación, pero que el año pasado les solicitaron información de tipo administrativo. “La universidad está abierta para todas las auditorías que lleguen a nosotros, entregamos la información que tenemos que entregar”, dijo.

El rector señaló que las auditorías que están en curso son las que cada año les hacen el Órgano Interno de Control, el Órgano Externo de la Universidad que reporta a la Junta de Gobierno, la Auditoría del Congreso del Estado, que se efectúa actualmente, y la que hace la Auditoría Superior de la Federación.

Gerardo Ávila, fue vinculado a proceso por un juez federal por el presunto desvío de casi 23 millones de pesos.

El daño hecho a la UAEM es grave, la administración anterior dejó no sólo deudas, sino la administración en quiebra y, supuestamente, el negocio de la “estafa maestra” fue un gran negocio. ¿En dónde está el dinero?, porque la universidad la recibió el rector Urquiza sin recursos y con deudas de a de veras; y ahora el estado que no resuelve nada dice que no tiene cómo apoyarla, como si fuera una opción, cuando la universidad debería de ser una prioridad porque representa la educación de la juventud morelense.

Esto de la “estafa maestra” todavía tiene muchos bemoles y se van a ir aclarando las cosas, porque al parecer el gobierno federal está dispuesto a investigar hasta sus últimas consecuencias.

Por lo pronto, con ese pretexto, los que declararon se cortaron las venas y ofrecieron todo el apoyo a la universidad. De los diputados, al parecer ya les cambiaron la orden, pues ya hicieron como los avestruces escondiendo la cabeza y fingiendo demencia para no apoyar a la máxima casa de estudios.

La Constitución General de la República y la estatal obligan al estado a dar educación laica y gratuita, y la única que tiene más de 80 años de proporcionarla es la UAEM; así que aunque se agachen y hagan que la Virgen les habla, los miembros de esta mala legislatura tendrán que asumir su responsabilidad, y si no, hay que exhibirlos porque no es justo que la educación superior esté pasando por tan mal momento cada año por la irresponsabilidad de otros.

Es necesario que se deslinden responsabilidades, porque hay mucho de donde buscarle, que además sería conveniente ya que si tenemos una universidad con un alto nivel académico, como lo es nuestra universidad, hay que quitarle ese halo que le dejó el desorden de la administración anterior.

Tendremos que luchar por la universidad y señalar a los diputados rajones que ahora fingen demencia, no es posible que se abandone a la educación superior y que no entiendan los ignorantes la importancia de ella lo que es lógico; pero hay profesionales en el gobierno a los que les deberían de explicar la importancia de la educación superior para mejor la vida del estado, inclusive contra la inseguridad, pero creen que esta última es cosa de policías y ladrones y por eso cada día estamos peor.

Estaremos pendientes, la universidad debe de salir adelante para beneficio de todos. ¿No cree usted?

El día sábado a las 12 horas en el centro cultural Teopanzolco, desde el MET de New York en pantalla de alta definición en vivo, la gran ópera de Giacomo Puccinni, Madame Butterfly. Presenta Amigos de la Música. Imperdible, ahí nos vemos.

 

teodoro lavín león
lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin