Si algo estamos esperando los morelenses es que el Congreso del Estado dé muestras de que es diferente a los anteriores. La famosa suspensión de las “pensiones doradas” o atención a la exigencia de los morelenses para que obligaran a los diputados antecesores a entregar las cuentas de los miles de millones que el Congreso manejó en tres años en total opacidad, fueron de las promesas más claras; el problema es que van a su segundo mes en funciones y no vemos claro.

Quizás una de las cosas que más se le criticó a la legislatura pasada fue su entrega total al Gobernador del Estado y, lo que es un secreto a voces, que fue por dinero; en eso todos estamos de acuerdo, lo que no se vale es que empiecen haciendo declaraciones de lo que van a hacer sin siquiera iniciar los trámites. Si creen que con las declaraciones van a quedar bien, por la simple razón de hacerla, se equivocan.

Diputados de la LIV Legislatura advirtieron que no permitirán imposiciones del Ejecutivo al aseverar que no serán sumisos y respetarán la autonomía de poderes, externando su deferencia a este poder.

De acuerdo a las declaraciones de la diputada Blanca Nieves Sánchez Arano, de Nueva Alianza, quien informó sobre el acuerdo que firmaron Tania Valentina Rodríguez Ruiz, Erika García Zaragoza, José Luis Galindo Cortez y José Casas González, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (PT); así como Ana Cristina Guevara Ramírez, del Partido Movimiento Ciudadano; Marcos Zapotitla Becerro, del Grupo Parlamentario de Movimiento Regeneración Nacional (Morena); y Maricela Jiménez Armendáriz, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social (PES), en el cual reiteraron su disposición para mantener el diálogo y la buena voluntad con el Ejecutivo, apostándole a la construcción de acuerdos transparentes, creando una agenda social en coordinación que permita que Morelos logre ser “el anfitrión del mundo”, como lo señalan las declaraciones hechas por el Gobernador del Estado.

Creemos que es algo bueno lo planteado, pero de eso a que solucionen algo… La verdad es que parecen estar igual que la legislatura anterior. Sería mejor hacer menos declaraciones y dar más resultados. Perdón, pero la mula no era arisca, la hicieron sus antecesores, los que todos los días nos señalaban que éramos el primer lugar en esto o el tercero en otro rubro y, a la hora de la hora resulta que vamos para atrás en lugar de para adelante. Así que les pedimos menos declaraciones y más realidades.

Si la famosa declaración significa que quien hasta ahora ha operado la relación con el Congreso por parte del Ejecutivo no lo ha hecho de manera adecuada, hay que decirlo claro y como es. Porque es tiempo de decir la verdad después del saqueo que recibió el estado; en verdad que todos estamos cansados de tantas mentiras y, por primera vez, hay grupos de la sociedad civil verdaderamente interesados en estar al pendiente de la legislatura.

Lo que se les olvidó es responder con documentos y de manera contundente a las declaracioncitas que les han pegado, las que la ex vicepresidenta del Congreso subió a las redes además de hacer dos o tres entrevistas en las que se burló de los nuevos diputados.

Sabemos que la ex diputada en dos ocasiones mostró documentos, de los cuales no se ha aclarado si son ciertos o no, y sería importante para la credibilidad de la legislatura que eso se aclarara.

Al mismo tiempo, ya tienen quejas fuertes como la de no dar respuesta a los habitantes de Hueyapan, municipio indígena que les ha hecho varias peticiones señalando que no han cumplido las promesas de revertir el Decreto de Municipalidad, que los mantiene en antagonismo y que podría terminar en “tragedia”.

Los habitantes exigen que la asamblea se restaure (porque, de acuerdo a sus usanzas políticas, es la máxima autoridad), y no que mande el ayudante municipal que impuso la anterior legislatura a iniciativa del ex mandatario estatal.

Lilia González Cortés denunció que hace más de un mes, cuando firmaron la minuta de acuerdo, los legisladores asumieron el compromiso de solucionar este conflicto en un lapso de 48 horas, lo que no ha sucedido.

La 54ª Legislatura sigue desdeñando la demanda de este pueblo originario y, a su vez, mencionó que ellos -los diputados- no han hecho el trabajo que les corresponde; al contrario, les comunicaron que sería hasta la siguiente semana cuando apenas establezcan una mesa de análisis, agregando que no se está respetando el espíritu de la minuta, en donde está asentada la rúbrica de cinco diputados, entre éstas la de Tania Valentina Rodríguez Ruiz, quien ostenta la Presidencia de la Junta Política y de Gobierno, y a quien han tildado de “mentirosa” por no dar celeridad a sus inquietudes; por lo que, a nombre del pueblo, amenazó con realizar mayores y más contundentes movilizaciones que podrían llegar al grado de “tragedia”, y cuya culpa recaerá en los nulos apoyos de esta Legislatura.

Así que los legisladores tienen que ponerse las pilas, porque si no, lo único que harán es el ridículo. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

[email protected]


Últimas Noticias