La irresponsabilidad de las autoridades municipales y, sobre todo, de muchos de los ciudadanos del estado, ha hecho que regresemos al semáforo naranja en la entidad; lo que quiere decir que se intensificó el contagio en la entidad de manera grave.
El problema es que con el naranja se detiene el desarrollo económico, muchos negocios cerrarán y otros muchos desde luego tendrán muchísimo menos gente; la mejor época de ventas del año en éste ha golpeado al comercio, de la manera que lo ha hecho el Covid, es algo nunca visto, por lo que existe incertidumbre entre los comerciantes que si van a tener que cerrar, cerrarían para siempre.
Pese a que el viernes se dio a conocer que en Morelos el semáforo epidemiológico cambiará de amarillo a naranja a partir del lunes 7 de diciembre, ayer en el Centro de Cuernavaca hubo una movilidad importante de personas e, incluso, en muchos negocios se relajaron las medidas sanitarias.
Las compras con motivo de las fiestas decembrinas provocaron que en los corredores peatonales de la calle Guerrero se observara un número importante de personas y, aunque la mayoría portaba cubrebocas, no se respetaba la sana distancia.
En entrevista, representantes del comercio establecido del centro histórico dijeron estar en una situación complicada, pues mientras que les urge recuperarse económicamente, también es importante respetar las medidas sanitarias, ya que temen que el semáforo epidemiológico se vaya a rojo y, entonces, se suspendan todas las actividades comerciales, lo cual para ellos sería un golpe difícil, porque entonces sí estarían en el riesgo de la quiebra.
“Si en esta temporada no nos recuperamos y logramos recuperar un poco de las pérdidas que tuvimos en el año, iniciaremos un 2021 con el riesgo de despidos de personal e, incluso, hasta el cierre de negocios”, advirtió el dirigente de la Coalición de Líderes de Comerciantes, Mario Lara López, pero la situación de la pandemia cada día está peor.
La Secretaría de Salud informa que a la fecha en Morelos se ha estudiado a 19 mil 512 personas, de las cuales se han confirmado ocho mil 146 con coronavirus COVID-19; 263 están activas, se descartó a 10 mil 75 y están como sospechosas mil 291; y se han registrado mil 474 defunciones. Puntualizó que los nuevos pacientes son 34 mujeres de los municipios de Amacuzac, Ayala, Cuautla, Cuernavaca, Hueyapan, Jantetelco, Jiutepec, Jojutla, Temixco, Tlaltizapán, Tlaquiltenango, Xoxocotla, Yautepec, Yecapixtla y Zacatepec; de las cuales 29 permanecen en aislamiento domiciliario y 5 hospitalizadas graves. También hay 43 hombres de Ayala, Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Hueyapan, Jiutepec, Jojutla, Temixco, Temoac, Tepoztlán, Tlaquiltenango, Xochitepec y Yautepec.
En tanto, las nuevas defunciones se registraron en seis masculinos de Cuernavaca, Emiliano Zapata, Ocuituco, Xochitepec y Yautepec, que presentaban diabetes mellitus, hipertensión arterial, obesidad, tabaquismo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras morbilidades; además de 4 féminas de Atlatlahucan, Cuernavaca y Jiutepec que padecían diabetes mellitus, hipertensión arterial y obesidad.
La dependencia estatal detalló que, de los ocho mil 146 casos confirmados, 77 por ciento ya están recuperados, tres están en aislamiento domiciliario y dos en hospitalización, mientras que un 18 por ciento, lamentablemente, ha perdido la vida.
Se precisó que los casos confirmados se encuentran distribuidos de la siguiente manera: Cuernavaca dos mil 215; Cuautla mil 154; Jiutepec 862; Ayala, 337; Temixco, 322; Jojutla, 321; Yautepec, 282; Zacatepec, 280; Emiliano Zapata, 268; Xochitepec, 216; Tlaltizapán, 178; Yecapixtla, 166; Puente de Ixtla, 151; Axochiapan, 127; Tepoztlán y Tlaquiltenango, 117; Xoxocotla, 112; Tlayacapan, 105; Tepalcingo, 86; Ocuituco, 62; Jonacatepec, 58; Atlatlahucan, 57; Huitzilac, 56; Amacuzac, 47; Tetela del Volcán, 45; Miacatlán, 33; Jantetelco, 29; Totolapan, 26; Temoac, 23; Tlalnepantla, 21; Zacualpan de Amilpas y Tetecala, 20; Coatlán del Río, 19; Mazatepec, 18; Coatetelco, 12; Hueyapan, 5 y otras localidades 179.
Tras el anuncio por parte de las autoridades sanitarias federales del regreso de Morelos a color naranja en el semáforo de riesgo COVID-19, a partir del lunes siete de diciembre, la Secretaría de Salud hace un llamado a las y los morelenses a exagerar en las medidas del “Escudo de la Salud” y sobre todo sobre movilidad; si no es necesario salir, por favor que se queden en casa, ya que de lo contrario ponen en riesgo su salud, la de sus familias y en general de la comunidad.
Se reitera que, a partir de la próxima semana, se verán limitadas actividades económicas y sociales, de acuerdo a lo publicado en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” y sus reformas, por lo que solicita a la ciudadanía respetar los aforos permitidos, así como los protocolos sanitarios correspondientes.
Mientras tanto, el municipio hace concursos de baile. A ver si se propaga más rápido la infección. De veras, porque tenemos autoridades tan incapaces nos urge la revocación de mandato. ¿No cree usted?

Por Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado