Un bebé estuvo a punto de ser atropellado en una transitada calle de automóviles en China, luego de que su carriola se desplazara hacia atrás mientras su madre revisaba una prenda de ropa. El dramático incidente quedó capturado por una cámara de seguridad, mostrando cómo el pequeño estuvo a merced del tráfico vehicular.

Según las imágenes, la carriola del bebé se alejó inadvertidamente hacia la calle principal, donde múltiples vehículos circulaban a gran velocidad. Por fortuna, un oportuno automovilista que transitaba por el lugar notó la situación y detuvo su vehículo, alertando a otros conductores con el uso de la bocina.

Gracias a la rápida reacción del conductor y la advertencia sonora, la madre se percató del peligro y corrió hacia la carriola, rescatando al bebé justo a tiempo para evitar una tragedia. Tanto el conductor que detuvo su auto como otros que siguieron su ejemplo fueron fundamentales en el rescate del pequeño, quien fue devuelto sano y salvo a la acera.

Afortunadamente, la respuesta de los automovilistas evitó un desenlace lamentable, dejando solo el susto como recordatorio de lo que pudo haber sido una tragedia.

 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp