compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La agenda de los pendientes para el pleno reconocimiento de los derechos de las mujeres sigue siendo amplia, a 100 años del inicio de la lucha en México, concluyeron las participantes del XIII Parlamento de Mujeres, celebrado ayer en el Congreso en el marco del Día Internacional de la Mujer.

Como es costumbre, el Parlamento es el espacio en el que se presentan las conclusiones de los foros, conferencias y mesas temáticas, que se llevan a cabo de manera previa con la intención de actualizar la radiografía de la situación social de las mujeres morelenses.

Al presentar las conclusiones de la mesa denominada “Empoderamiento de las mujeres”, Patricia Lavín Calderón recordó que la primera manifestación organizada en México por la igualdad, se registró hace 100 años en Yucatán; desde entonces, los avances han sido a cuentagotas y los pendientes se mantienen, indicó.

Señaló que el Congreso local todavía no concluye la armonización completa de la Constitución con la reforma en materia de derechos humanos de 2011 y los ayuntamientos tampoco han acatado los porcentajes de mujeres en cargos de toma de decisiones que refiere la Ley Orgánica Municipal.

Flor Dessiré León Hernández, a nombre del grupo de trabajo que analizó “Las acciones para prevenir y erradicar la violencia de género”, refirió que ante el incumplimiento de las acciones para atender la declaratoria de alerta de género en ocho municipios,  es urgente que se reactive el espacio de interlocución entre autoridades y ciudadanas para atender los resolutivos del Parlamento 2016, que incluyen un llamado a los municipios a cumplir con sus obligaciones en la materia.

A Karime Rogel Salomón le correspondió presentar las conclusiones de la mesa “Igualdad de oportunidades y salud”, a Norma Martell, de la mesa “Participación social y política” y a María Luisa Mejía, sobre “Violencia y Discriminación”.

La sesión solemne del Parlamento de Mujeres 2016 concluyó con la intervención de la presidenta de la Comisión de Género, Norma Popoca Sotelo,  quien precisó que la actividad que lleva a cabo el Congreso permite conocer la realidad de las mujeres y corresponderá a los diputados tratar de reencauzar las políticas públicas, con base en el resolutivo de las cinco mesas de trabajo que les fue entregado ayer. i