En general la gente de muchas partes del mundo no nos hemos dado cuenta de lo que está sucediendo alrededor de nuestro planeta y las noticias que nos llegan están tan lejanas que pensamos que como sucede en la Islas Canarias con la erupción del volcán La Palma, está a siete mil kilómetros de nuestra casa. “Pobre gente. Sin embargo, me gustaría llevar a los muchachos y a mi mujer a presenciar lo interesante que se ve la lava resbalándose por la ladera hasta llegar al mar, donde se enfría y se convierte en pequeños islotes de roca que cambian todo el panorama”.

Y luego aprovechamos para ir a visitar el museo Del Prado, cenar en la Bodega de Simón,  sobre La Gran Vía, donde tienen los mejores jamones y de lo más exclusivo del vino Español, que es el Vega Sicilia y después irnos a dormir al hotel para que al otro día salgamos en un “tour” por toda la ciudad. Los muchachos se emocionaron y Luisa sacó una mantilla bordada que había comprado en Madrid cuando estuvieron de paseo hacía dos años.

¿Entonces el viaje del próximo sábado a Playa del Carmen ya no lo vamos a hacer? Pregunta uno de los pequeños. No, le dice la mamá, porque ahí ha estado lloviendo muy fuerte y, aunque ya va a pasar la temporada de ciclones, no ha de estar tan bonito como imaginábamos.

PENSANDO EL PELIGRO

Y así piensa la mayoría de la gente hasta que ven las casas arrasadas por la lava del volcán y a la gente que se quedó atrapada, entonces el padre comenta: “Que bueno que no fuimos, pues Al cabo está muy lejos y hay que pagar en Euros”. Todos se olvidan de España y ni siquiera recuerdan que a sólo unos pasos quedan los volcanes y el Popocatépetl ha estado echando fumarolas y alguna otra explosión de lava que tienen temblando a los de Amecameca, Puebla, Morelos y varios estados más por la ceniza que aparece sobre las casas y los autos.

Y así está Texas con sus heladas de hace unos meses y Brasil con la quema del Amazonas, así como la temperatura del agua del mar, donde las playas ya se achicaron un centímetro y medio por la llegada del agua de los polos cuyo hielo ya se está derritiendo y estamos perdiendo la única fuente de agua dulce en el planeta.

Tenemos frente a nosotros el peligro de desaparecer cuando dentro de poco los huracanes, los temblores y los deslaves comiencen a cubrir toda la superficie de la tierra.

Este es un llamado a la población mundial y en especial a los países ricos, para que se den cuenta de que sus millones no van a servir de nada si no los ponemos al servicio de la población entera, lo que está sucediendo en Las Filipinas, México, España y en todos los países de la tierra, ya está teniendo repercusiones en general.

 

UNA SOLUCIÓN

Vamos a poner nuestras vidas en manos de los ambientalistas e investigadores del tiempo, del clima; a los biólogos, a los médicos, a los químicos, a los matemáticos y al resto de los científicos ahora mismo para que nos digan que hacer, que pasos dar para detener o por lo menos retrasar nuestra desaparición como seres vivientes, pues aunque hiciéramos millones de cohetes espaciales, no tendríamos adonde llegar, a la luna, a marte ¿o esperamos diez mil millones de años a que la tierra se enfríe?

Las riquezas acumuladas por un pequeño grupo de multimillonarios pueden ayudar un poco al mundo entero. El cierre de las minas de carbón, de las nucleares, la prohibición de usar autos de combustión interna, los pozos petroleros, todo tipo de minas a nivel mundial, el fracking que envenena el agua, fábricas e industrias que vuelcan a los ríos sus venenosos deshechos, la fabricación de plantas de reciclaje de las millones de toneladas de basura que el ser humano vierte por doquier.

 

RECOMENDACIONES

Para eso se necesita evitar la erosión del suelo cuidando que no se talen árboles, ni arbustos, cerrar las plantas de luz a base de combustibles fósiles y sobrevivir con la energía limpia como la hidroeléctrica, la eólica, aunque haga mucho ruido y la tierra tiemble, la energía solar y otras por investigar, aunque se tenga que volver a vivir como en la edad media, únicamente con la luz del día. En lugar de la utilización del metro de combustión eléctrica, teleféricos a base del uso de la gravedad con cables y/o de mecánica manual.

SOLUCIONES ANTIGUAS 

Para la gente mayor y para la que este enferma o imposibilitada: los elevadores de manivela, a los trabajadores y estudiantes las bicicletas o los caballos, las mulas para carretas y demás animales de carga, como perros de trineo, elefantes para carga pesada, camellos, dromedarios y otros animales de locomoción o de carga. Y para todos estos ejemplos y muchos más, usar todas las riquezas de los millonarios y de la clase media alta y la gente de clase regular sin tocar a la gente pobre.

UN SUEÑO EN CASO DE QUE NOS SALVARAMOS

Deberíamos usar los globos con Elio para viajar y también para acarrear agua en sus canastillas que sirvan para apagar incendios, salvar vidas, animales, alimentos, medicinas y ropa.

Pero finalmente se tiene que formar un gobierno global en el que estén representado el mundo entero y así tendremos un gobierno, sin ideologías, ni sistemas o programas políticos, pero con una sola idea de sobrevivencia para el ser humano y para el planeta, un gabinete con gente de todo el mundo. 

Entre ellos: los dirigentes de varios países de África, igual que los de toda Latino América, del El Caribe, los de Medio Oriente, los de La India, de China, de toda Europa, de Australia, de Rusia y sus aliados, de Estados Unidos de Norteamérica, de Canadá, de todo México y los de los países Nórdicos. Y así cada año se  va cambiando la presidencia y se hablara la lengua universal en la que siempre se soñó: el “Esperanto” y una sola moneda para el mundo entero certificada por todos los países de la Unión Planetaria (UP)  que tomaría las riendas de lo que ahora es la ONU. Y así una moneda de cambio para ser respetada que se llamará “Dinero Universal” la que valdrá en todo el mundo el cual ya no tendría el nombre de Planeta Tierra sino el de “Utopía”.   

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado