El alcalde José Luis Urióstegui reconoció esta tarde que sabía que el puente colgante del Paseo Ribereño estaba en mal uso previo a la caída.

Lo anterior, mediante una rueda de prensa a medios que sostuvo para abundar más detalles sobre el tema.

Dijo que mediante un dictamen previo de Protección Civil de Cuernavaca de hace algunos meses, se estableció que el puente estaba en mal estado, pero "sólo se le cambiaron las tablas".

"La obra ya estaba inaugurada, era un recorrido solamente para que la gente viera los atractivos del lugar, no se inauguro nada", dijo el edil.

Indicó que el lugar permanecerá cerrado en tanto la Fiscalía General del Estado realiza las investigaciones correspondientes, para determinar si hubo alguna negligencia previa que causó el colapso, o si el peso de todos fue lo que motivó la caída.

A pregunta expresas sobre si se interpodrá alguna denuncia contra la persona que previamente había señalado que por brincar el puente colapsó, el munícipe dijo que: "Hasta este momento no es un tema que me haya llamado la artención, me preocupa más la salud de quienes sufrieron lesiones, me he abocado a darle seguimiento a eso".

Añadió que las áreas técnicas del Ayuntamiento emitirán una valoración, así como el MP; pero, indicó que el Gobierno del Estado no tiene culpa en lo que ocurrió, pues ellos sólo aportaron los recursos para la rehabilitación del sitio, obras que no incluyeron al puente colapsado.

Hay 3 hospitalizados, dos serán intervenidos

Sobre este tema, tomó la palabra el doctor Larios, director de Salud municipal, quien aseguró que de 16 personas con alguna lesión visible, quedan sólo 3 hospitalizados.

"Afortunadamente el parte médico es favorable, algunos pacientes fueron dados de alta por mejoría, otros están pendientes".

Entre los que tuvieron las lesiones más severas está la regidora Paty Torres, quien presentó fractura expuesta de tobillo, pero gracias a una ciguría, se está recuperando.

 

Igualmente, se informó que la esposa del alcalde, Luz María Zagal, presentó una lesión en la pierna, en la cabeza del femur, por lo que también será intervenida.

Por su parte, el regidor Fernando Carrillo tuvo un golpe en la cabeza, aunque aún no se sabe si será intervenido.

 

Desmintieron que la regidora Paty Torres haya perdido el pie, y dijeron que se recupera favorablemente.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado