compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- A la hora prevista en el programa, 10:45 de la noche del 15 de septiembre, el jefe de Ejecutivo, Graco Ramírez Garrido Abreu, ingresó en el Salón Bicentenario del edificio de gobierno, acompañado de su esposa, Elena Cepeda de León, para encabezar la ceremonia del tradicional Grito de Dolores, en su 206 aniversario.
La corneta de la Banda de Guerra de la 24a Zona Militar alertó a los concurrentes en el Salón del inicio de la ceremonia cívica con el Toque de Bandera y el saludo al Lábaro Patrio que segundos después, sería enarbolada por el gobernador perredista desde el balcón principal de la denominada Casa de Morelos ante más de 20 mil ciudadanos que junto con el mandatario, dieron “el grito”.
Tras recibir la Bandera tricolor de manos de la Escolta Militar, y siguiendo con el protocolo oficial, el mandatario apareció en el balcón, tañó la campaña e inició la arenga de la Independencia.
“¡Mexicanos! ¡Viva la Independencia Nacional!”, “¡Vivan los héroes que nos dieron patria y libertad!”, “¡Viva Hidalgo!”, “¡Viva Doña Josefa Ortiz de Domínguez”!, “¡Viva Morelos”!, “¡Viva Matamoros!”, “¡Vivan las mujeres y hombre que resistieron el sitio de Cuautla!”, “¡Viva Allende!” “¡Viva Aldama, “¡Viva Guerrero!”, “¡Viva el estado de Morelos”!, “¡Viva México!”, “¡Viva México!”, “¡Viva México!”.
A una sola voz, los asistentes reafirmaron cada una de las menciones con un “¡Viva!”, y tras escuchar las tres campanadas que simbolizan el llamado del cura Miguel Hidalgo, en 1810, para el inicio de la gesta independentista, también sumaron sus voces para entonar el Himno Nacional Mexicano.
La ceremonia oficial tuvo una duración de menos de diez minutos, debido a que desde la administración municipal anterior, se suprimió del protocolo la lectura de la proclama independentista.
En el Salón Bicentenario, el jefe del Ejecutivo estuvo acompañado de los representantes de los poderes Legislativo, Francisco Moreno Merino, y del Judicial, María del Carmen Cuevas López, así como del comandante de la 24a Zona Militar, General Fausto Bautista Ramos, y el presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]