La menor quien presuntamente fue víctima de abuso por su padre desde los 9 años de edad, fue internada en un hospital con fuertes dolores abdominales, y fue en ese momento que los médicos se dieron cuenta que tenía un embarazo de 7 meses de gestación, por lo que al ver su delicado estado de salud decidieron inducirle el parto, logrando dar a luz al bebé. 

Lamentablemente a menor fue diagnosticada con anemia aguda, por lo que, tras dar a luz, decidieron trasladarla a una unidad de atención especializada, sin embargo, después del parto la salud de la niña empeoró, debido a que sufría cirrosis hepática, agua en los pulmones y presión arterial baja, por lo que antes de llegar al hospital falleció. 

De forma milagrosa el bebé logró sobrevivir a pesar de ser prematuro, y se encuentra mostrando un buen desarrollo en la unidad neonatal del hospital. 

El jefe de policía de Coari, informó que la menor vivía con sus padres en una zona rural, pero no se habían dado cuenta del embarazo, hasta que la menor tenía cinco meses de gestación y empezó a padecer de dolores abdominales. 

La niña antes de morir confesó que su padre abusaba de ella, cuando se le ordenaba ir a pescar con él. El jefe de la policía dijo que la familia denunció el abuso a la policía, por lo que de inmediato se emitió una orden de arresto contra el padre, pero antes de que pudiera ejecutarse, la salud de la niña se deterioró y murió poco después del parto. 

El hombre al darse cuenta de la orden de arresto decidió huir, sin embargo poco después fue detenido por la policía en la ciudad de Coari; apareció en la corte y enfrenta cargos de abuso infantil y homicidio involuntario. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado