Cuernavaca, Morelos .- Casi 18 años dedicados a los entrenamientos y competencias formaron parte de la vida del morelense Amado de la Rosa, quien está por cumplir 5 años alejado de su carrera deportiva. 

Desafortunadamente, una lesión apartó al nadador de la actividad de alto rendimiento, sin embargo pudo rendir grandes cuentas al estado de Morelos, durante su etapa como para atleta.  

“La pasé muy bien (compitiendo), me gustaba mucho el ambiente que es algo que extraño. Mi carrera deportiva fue larga y gratificante y me posicioné entre los mejores del país”, recordó.  

De la Rosa agregó que nunca se cansó de su vida deportiva, al grado de jamás verla como una obligación, “sino siempre fue una motivación practicarlo y como es un deporte individual creo que mi mentalidad siempre fue la de ser mejor de lo que fui ayer”.  

Amado de la Rosa inició en el mundo de la natación desde que cumplió 10 años, iniciando con sus participaciones en Paralimpiada Nacional desde 2002 y cerrando su carrera durante la preparación que estaba teniendo para asistir a los Juego Parapanamericanos de Toronto en el 2015. 

Sin embargo, el cerrar por completo esta etapa de su vida no fue sencillo para Amado, quien pasó por un mal momento al no poder volver al deporte de alto rendimiento.  

“Me sentí mal, frustrado, enojado y tenía pesadillas por sentir la culpa, pues fue un mal cuidado de una herida, y me pegó mucho la culpa. Fue un proceso doloroso.  

“Todos queremos llegar a Olímpicos (Juegos), en los últimos años era mi meta pero sufrí ese accidente que me dejó fuera del deporte y me dolió mucho”, relató Amado en entrevista. 

Con ayuda de su familia y con la mentalidad positiva que le dejó el deporte, Amado logró superar rápido ese trago amargo y decidió emprender un negocio, al tiempo también de dar conferencias motivacionales a jóvenes, en todo el país. 

“Emprendí pequeños negocios y hoy en día tenemos (la familia) una cafetería que también es un orgullo, y creo eso me enseñó el deporte a que las cosas se construyen poco a poco.  

“He dado conferencias a jóvenes. Ahí tuve la oportunidad de compartir mi experiencia de vida con el deporte. Tocar temas de autoestima en la juventud, liderazgo juvenil, juventud en la política, discriminación y todos los temas sociales que hay alrededor de la discapacidad”, agregó.  

Finalmente, agregó que no descarta volver al deporte en una faceta de entrenador. 

“Ya disfruté del deporte, pero si en algún momento se me pega la locura, volveremos”, concluyó. 

 

FRASE 

“Hoy en día mi prioridad son otras, pero me da nostalgia y extraño estar en la alberca cinco horas y entrenar. El deporte me sacó de muchas cuestiones emocionales, fue un distractor, una escapada positiva y para todos creo que es una buena decisión hacer activación física.” 

Amado de la Rosa, para atleta morelense.  

Por: Diego García Cruz - diego.garcia@diariodemorelos.com