Según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad Estatal de Georgia y el Instituto de Tecnología de Georgia, los pacientes con COVID-19 que experimentan fiebre muestran un volumen reducido de materia gris en la red frontal-temporal del cerebro.

Los investigadores, que están afiliados al Centro de Investigación Traslacional en Neuroimagen y Ciencia de Datos (TReNDS), analizaron tomografías computarizadas en 120 pacientes neurológicos, incluidos 58 con COVID-19 agudo y 62 sin COVID-19, emparejados por edad, género y enfermedad.

El análisis mostró que los pacientes con niveles más altos de discapacidad tenían un menor volumen de materia gris en las circunvoluciones frontales superior y media incluso cuando se controlaban las enfermedades cerebrovasculares. El volumen de materia gris en esta región también se redujo significativamente en los pacientes que recibieron oxigenoterapia comparado con los pacientes que no recibieron oxigenoterapia. Los pacientes con fiebre tuvieron una reducción significativa en el volumen de materia gris en las circunvoluciones temporales inferior y media y la circunvolución fusiforme en comparación con los pacientes sin fiebre.

Los resultados sugieren que COVID-19 puede afectar la red frontal-temporal a través de fiebre o falta de oxígeno.

La materia gris es vital para procesar información en el cerebro y la anomalía de la materia gris puede afectar el funcionamiento y la comunicación de las neuronas.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado