compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Para iniciar tu propio negocio, “debes tener mucha confianza en ti mismo y en tu misión”, señala la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
“Sin importar la dimensión de los recursos a tu alcance, debes creer en tu proyecto y estar dispuesto a hacer sacrificios para lograr que sea exitoso”, añade.
Para lograr el objetivo, destaca la Condusef la relevancia de la educación financiera para las empresas, puesto que se trata de las bases sobre las cuales se desarrollan los conocimientos y habilidades que facilitan el tener unas finanzas empresariales sanas, aprovechar “los beneficios que ofrecen los productos y servicios financieros, así como evitar caer en endeudamientos innecesarios”.
“¿Cómo saber si en realidad lo que necesitan (las empresas) es un crédito y no un inversionista? ¿Cómo estar seguros de que podrán pagar el crédito sin demoras? o incluso, ¿podría su empresa crecer igual, sin necesidad de un préstamo, tan sólo cambiando la forma en que maneja su dinero?”, cuestiona la Condusef.
De tal manera, “la educación financiera es la base para establecer una estrategia que te permita aprovechar los beneficios que ofrecen los productos y servicios financieros elaborados para este sector, así como conocer sus riesgos”.

Acceder a un crédito para capitalizar tu negocio es una buena estrategia, siempre y cuando te apegues a un plan y busques la mejor opción

Antes de acceder a un financimiento
La Condusef te recomienda tomar en cuenta, antes de buscar un crédito:

No mezcles las finanzas personales y familiares con las del negocio.
Asígnate un salario razonable y acorde a tus funciones dentro de tu empresa y no tomes dinero de las utilidades.
Evita el uso excesivo de la tarjeta de crédito personal para financiar tu empresa.
Registra todas y cada una de tus operaciones contables y fiscales.

Ventajas de contratar un crédito
Además de recapitalizar tu negocio, puedes obtener beneficios como:

Reducir tu carga fiscal
Los intereses que pagues por el financiamiento pueden disminuir la cantidad e impuestos que deberás pagar sobre las utilidades.

Buen comportamiento de pago
Puedes obtener mejores condiciones de financiamiento, además de crear buenos antecedentes para acceder a montos mayores.

Acceder a servicios financieros diversos
Al obtener un crédito bancario, podrás acceder a otros productos, e inclusive a servicios complementarios que impulsen tu productividad.

El plan de negocio y estrategia financiera
Un plan de negocio es una guía donde se analiza la situación del mercado y las acciones a realizar a futuro, tanto para la promoción como para la fabricación del producto. Para potenciar tu estrategia, necesitas preguntarte:

¿Necesitas financiamiento?
Todas las empresas necesitan dinero, pero la clave es conseguirlo del modo que mejor se adapte a sus necesidades económicas.

¿Qué financiamiento debes utilizar?
Busca el costo y condiciones de pago que más te convengan; evalúa y compara las opciones que hay en el mercado.

¿Cuánto necesitas?
Depende de las necesidades de tu negocio, como materia prima, control de inventarios, maquinaria, infraestructura, etc. Debes considerar, además, tu capacidad de pago.

Fuentes de financiamiento
Resulta fundamental que conozcas las maneras de allegar recursos a tu negocio:

Internas
Nuevas aportaciones de socios.
Si las proyecciones de tu empresa son positivas, tú y tus socioes tendrán incentivos para seguir invirtiendo.
Utilidades retenidas.
Reinvierte las ganancias obtenidas, con el fin de mantener el crecimiento de tu negocio.
Venta de activo ocioso.
Vende las herramientas, equipo y maquinaria que ya no utilices, entre otros activos, para impulsar nuevos proyectos.

Externas
Administración de proveedores. Acuerda plazos de pago para administrar eficientemente tu inventario y el efectivo de tu empresa.
Créditos a corto, mediano y largo plazo.
Emplea las opciones de crédito bancario, banca de desarrollo, empresas de factoraje financiero, sofomes, etc. En este sentido, cuida tu historial crediticio para mantener abierta esta puerta.
Captación de capital.
Si la inversión requerida supera tu capacidad de pago, busca opciones como los Fondos de Inversión de Capital privado o inversionistas que quieran apostar por tu empresa. Considera que esta opción implica ceder un porcentaje de tu empresa a cambio.

 

Por: DDM STAFF /  [email protected]