compartir en:

Dallas.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solicitó al Congreso siete mil 850 millones de dólares para un pago inicial de ayuda, a fin de apoyar los esfuerzos de alivio y recuperación de los daños provocados por el huracán Harvey en la costa de Texas.

La solicitud fue mayor a la que se había previsto inicialmente para el Fondo de Ayuda para Desastres de la Administración Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

El jefe de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, pidió en una carta al líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, 7.4 mil millones para el fondo de ayuda para el desastre de FEMA, y otros 450 millones de dólares más para financiar préstamos por desastre para las pequeñas empresas.

La carta pide que los recursos se pongan a disposición en una medida de gasto temporal que el Congreso debe pasar a finales de septiembre para mantener el funcionamiento del gobierno.

El paquete inicial de recursos para la recuperación de Harvey es sólo la primera entrega para la respuesta inmediata a desastres, como asistencia para la vivienda, limpieza y reparaciones en el hogar financiadas por FEMA.

La Casa Blanca ha informado que más de 436 mil hogares se han registrado para la ayuda de FEMA.

La solicitud también reitera la necesidad de que el Congreso aumente el límite de endeudamiento de 19 mil 900 billones del gobierno para fines de este mes. Los republicanos han sugerido vincular el impopular aumento del límite de deuda con el alivio de Harvey.