A 36 horas de la explosión de Tlahuelilpan, en Hidalgo, el saldo ascendió a 79 fallecidos y 81 heridos de los cuales 66 continúan hospitalizados.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que continuará su lucha contra la corrupción que causó esta tragedia.

 

No me importa el cargo, me interesa formar parte de la transformación de México, junto con muchos mexicanos y no voy a ser alcahuete, no me voy a convertir en florero, no me importa la parafernalia del poder, no me interesa, si están pensando en cales, si están pensando en probarnos, si ese es el propósito que de una vez se entienda que no vamos nosotros a claudicar y ofrezco nada más a la gente disculpas si esta acción causa sacrificios, daños, molestias, pero lo tenemos que hacer, aunque no les guste y me llamen mesiánico”, señaló López Obrador.

 

 

Rechazó que se vaya a interrogar a los heridos que están hospitalizados o a sus familiares.

 

 

Es muy doloroso lo que se está viviendo, muy triste, sobre todo muy doloroso para los familiares, ellos que padecen esta tragedia, por eso no podemos llevar a los ministerios públicos a los hospitales, no se puede actuar así”, indicó López Obrador.

 

Ante la polémica sobre la actuación que tuvo el Ejército antes de la explosión, consideró que hicieron lo que establecen los protocolos, que reconoció, podrían mejorarse.

Actuaron bien, pero no vamos a dejar de revisarlos y de mejorarlos, de perfeccionarlos, lo que no quiero es que se vaya a pensar de qué se actuó mal porque nuestros adversarios quisieran aprovecharse de las circunstancias, hay unos que me dan hasta pena, porque fueron responsables de la crisis de México y todavía se atreven a acusar, ¿Con qué autoridad moral?”, dijo López Obrador.

 

Comentó que solo en casos de emergencia utilizará transportes aéreos oficiales. Informó que el día de la explosión le llevó 4 horas llegar de Aguascalientes a Hidalgo por carretera, mientras que en helicóptero hubieran sido dos.

 

 

 

El Fiscal General de la República anunció que podría haber recompensas para la gente que denuncie a los ladrones de combustible.

 

 

 

Vamos a trabajar mucho en la parte que es fundamental en materia procesal que es la extinción de dominio de los predios que tengan alguna vinculación con cualquier delito y en este caso con los delitos que provienen del robo de hidrocarburos, las personas que nos quieran ayudar recibirán toda la protección y la secrecía que sea necesaria para poderlos proteger”, dijo Alejandro Gertz, fiscal general de la República.

El presidente hizo un paréntesis para asegurar que su Gobierno nunca dará línea, orientación o consigna al nuevo fiscal general.

Eso se termina y no va haber recomendaciones para utilizar la Fiscalía en contra de adversarios o para represalias, no se va ordenar al Ministerio Público fabricar delitos a opositores”, sostuvo López Obrador.

 

Se le preguntó si investigará al líder petrolero Carlos Romero Deschamps por presuntos actos de corrupción.

No hay línea de proteger a nadie, lo voy a solicitar si existen denuncias para tener elementos, cuando se presentaron, que no sea sólo la nota periodística, con todo respeto, sino que haya papeles”, dijo López Obrador.

Aseguró que con la lucha anticorrupción Pemex fortalecerá sus finanzas.

Si hubiese desconfianzas, sobre todo en el mercado financiero internacional, tendríamos problemas en depreciación del peso en la Bolsa y esto no ha sucedido, al contrario, y la lectura que se está dando a esta decisión que tomamos de acabar con el robo de hidrocarburos creo que va a ser positiva y va a fortalecer a Pemex”, mencionó López Obrador.