Cuernavaca, Morelos.- Los operativos de vigilancia y control de acceso de vehículos a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) comenzaron, buscan prevenir delitos y ataques contra los estudiantes de las diferentes carreras y centros de investigación del campus Chamilpa.
A temprana hora de ayer lunes, elementos de seguridad interna de la Máxima Casa de Estudios conocidos como “venados”, montaron un operativo en los dos accesos al campus norte de la universidad.
Lo anterior, tras los sucesos registrados en días pasados, en donde una estudiante se sintió en peligro, debido a que aseguró que un taxi la seguí; los hechos se publicaron en redes sociales y posteriormente comenzó la incertidumbre entre la comunidad universitaria.
Ante ello, autoridades de Seguridad y Asistencia de la UAEM  decidieron implementar una serie de acciones para salvaguardar la integridad física de los estudiantes.
Los elementos de seguridad “venados” detuvieron vehículos particulares y solicitaron información a los tripulantes, con un “a dónde se dirige” y luego de breve diálogo les daban acceso.
A los conductores de los taxis también los pararon y preguntaron su destino; asimismo, realizaron una revisión en el interior de los vehículos, en la cajuela, para cerciorarse que no llevaran consigo algo que pusiera en riesgo a la comunidad estudiantil.
“El objetivo de este operativo es salvaguardar la seguridad en el interior de la universidad, queremos prevenir cualquier situación de riesgo para los estudiantes y trabajadores, se registran los vehículos que ingresan al campus, en el caso de los taxis que traen pasaje también se revisan, y a los no llevan pasaje se les puede limitar el acceso”, informó Cuauhtémoc Altamirano Conde, director de Protección y Asistencia de la UAEM.
Además de estas medidas, se establecieron operativos en conjunto entre los venados y elementos de la policía de Cuernavaca, pie tierra y motorizados, para realizar recorridos dentro del campus Chamilpa y sus alrededores.

Ayer inició la revisión a todo tipo de vehículos, en el caso de los taxis la inspección fue exhaustiva

Inspección. Hasta la cajuela se revisa a  los vehículos de transporte.

"El objetivo de este operativo es salvaguardar la seguridad en el interior de la universidad; queremos prevenir cualquier situación de riesgo para los estudiantes y trabajadores. Se registran los vehículos que ingresan al campus, en el caso de los taxis que traen pasaje también se revisan.” Cuauhtémoc Altamirano, jefe de seguridad de la UAEM

Rondines. Elementos de la Policía recorren las instalaciones del Campus Norte  para inhibir delitos.

 

Por: José Azcárate
jose.azcarate@diariodemorelos.com