Temoac,  MORELOS.- La situación del cultivo de Amaranto en Morelos no es muy alentadora, a pesar de ello el municipio de Temoaces llamado la “Tierra del amaranto”, donde la materia prima se importa del estado de Puebla y Tlaxcala, se sigue produciendo; cada día las tierras de este cultivo han ido disminuyendo, aproximadamente se siembra 2.3 hectáreas (por productor, en promedio) de este cultivo; la mayoría de ellas se encuentran en tierras ejidales, por lo tanto carecen de créditos y seguro agrícola. Los productores se encuentran practimanete solos anten cualquier eventualidad natural, pero más por la poca atención que se muestra por la inversión para producir ‘alegrías’.

Existen alrededor de 20 especies del género Amaranthus que crece de forma silvestre.

Unos 90 talleres se dedican a la producción de amaranto y obleas, llamados cooperativas, en su mayoría son integrados por mujeres y familias.

300 hectáreas de cultivo aproximadamente

¿Sabías qué...?
Esta planta es originaria de México y Centroamerica

Temoac
De Cuernavaca a Temoac 1:30 minutos aproximadamente

Dónde se produce
Huazulco y Amilcingo, ambos en el municipio de Temoc, son los máximos productores del estado en lo que a este cultivo se refiere.

Historia
El amaranto, con un gran valor nutritivo y de mayor calidad, supera en proteína al trigo, el maíz y la avena, es producido desde tiempos prehispánicos.
En los tiempos de la Conquista, el amaranto o huautli (como era llamado) era uno de los granos más apreciados por los aztecas. Morelos, Puebla, Tlaxcala y la Ciudad de México son los estados que más aportan a la producción de este cultivo.

El amaranto es el “dulce de Morelos”, con el se elaboran alegrías,  obleas y, en esta temporada, las tradicionales calaveritas.

El amaranto es rico en proteínas, minerales, contiene lisian, bajo en grasas, fuente de carbohidratos y nutrientes, por ello es rico y nutritivo.

Por: Erika Torres / [email protected]