compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Un avance del 60 por ciento lleva la obra civil del museo Juan Soriano, informó el subsecretario de Infraestructura de Obras Públicas, Víctor Manuel Escobar Lagunas.
“Esta es una construcción que buscará difundir la creatividad y las obras de los artistas morelenses, será un espacio cultural que se integra al entorno de esta bella ciudad”, dijo el subsecretario.
Explicó que diariamente, más de 200 trabajadores laboran en la edificación del museo el cual quedará listo para su inauguración a principios del 2017, y queel recinto quedará ubicado en una superficie de siete mil 366 metros cuadrados.
“La construcción estará ubicada en mil 200 metros cuadrados, para aprovechar el sitio se realizó una gran excavación que nos permitirá crecer hacia arriba, será un gran contenedor de concreto que nos permitirá aprovechar espacios y así tener una gran extensión de jardines”, explicó.
El museo Juan Soriano tendrá un teatro, salas de exposiciones permanentes y temporales , área administrativa, una sala de restauración, una bodega, así como cafetería y el estacionamiento con espacio para 85 vehículos.
Escobar Lagunas aseguró que el diseño del museo es novedoso, moderno y permitirá tener un acceso peatonal dado su ubicación, “la idea es que la gente que visite el Centro de la ciudad pueda llegar caminando a este sitio y disfrute de todo el centro histórico”.
Además es una obra sustentable, en la que se captará el agua de lluvia y se utilizará para el mantenimiento de los jardines y una planta tratadora de agua. Se respetará la flora del lugar y se creará un humedal que tendrá peces y plantas acuáticas.
Recordó que la inversión del museo Juan Soriano es de 197 millones de pesos y quedará listo a principios de 2017. 

"Esta es una construcción que buscará difundir la creatividad y las obras de los artistas morelenses, será un espacio cultural que se integra al entorno de esta bella ciudad.”  Manuel Escobar Lagunas, subsecretario de Obras Públicas

 

"La idea más importante que nosotros propusimos para este proyecto fue que el museo pudiera ser un jardín abierto para la ciudad y pudiéramos compartir esta naturaleza en un espacio público.” Javier Sánchez Corral, desarrollador del proyecto

En armonía con entorno
Junto al jardín, los visitantes podrán disfrutar de un espejo de agua, andar por los pasillos o simplemente detenerse a gozar de la vista que desde ahí se tiene hacia el Centro Histórico de Cuernavaca.
 

Extensión del Centro
El espacio se va a convertir en una gran explanada peatonal, que vincule a los habitantes de Amatitlán con el Centro, que la gente pueda disfrutar del jardín y los talleres de artes, sin la necesidad de ingresar al Museo.

Recinto teatral
El teatro se construye a manera de “caja negra”, lo cual facilitará la movilidad de la escenografía y permite que tenga múltiples usos, de igual manera, contará con todos los aditamentos para presentar obras de calidad.
 

Respeto a la naturaleza
Uno de los grandes retos del proyecto, al encontrarse un terreno lleno de árboles, fue hacer un museo conservando la naturaleza que ya se encontraba en la zona y la que se introducirá más adelante.

 

Por:  Marcela García / [email protected]