Presumir una cintura de avispa no es nada sencillo; debes entrenar duro y tener una buena alimentación. Esta rutina te ayudará a lograrlo

La cintura es una de las partes del cuerpo que más tiende a acumular grasa. También es propensa a perder su forma cuando nos descuidamos con la alimentación o no practicamos ejercicios específicos. Es muy importante hacer diferentes esfuerzos todos los días para mantenerla equilibrada o reducirla. Por esto, es necesario adoptar un estilo de vida saludable que, además de una alimentación balanceada, incluya ejercicios localizados para trabajar esta zona tan difícil de moldear.

Los planes de ejercicio son la mejor manera para quemar grasa, moldear el cuerpo y tonificar. En el caso de la cintura, es evidente que los resultados varían en cada cuerpo, ya que hay quienes definen antes, mientras que otras personas tienen que hacer más esfuerzos para lograrlo.

Si buscas reducir tu cintura y eres consciente de que te debes esforzar, no te pierdas los siguientes 3 ejercicios que te ayudarán a cumplir tu objetivo.

Alimentación previo a la actividad física

Cuando estás entrenando, puedes experimentar mareos o una fatiga muscular. Probablemente existe la necesidad de consumir un pequeño snack antes de la actividad, es muy importante tener en cuenta el tiempo de digestión de los alimentos por lo que se recomienda su consumo de 1:30 a 2 horas antes de ejercitarte.

Este preentreno debe estar conformado principalmente de hidratos de carbono de tipo complejo, que nos ayudará a mantener un aporte continuo de energía. En segundo, debe tener un aporte de proteína para proteger los músculos del daño generado por el ejercicio, y por último lípidos o grasas, que también nos proporcionarán energía, sin embargo, su digestión es aún más lenta. Por ejemplo, una rebanada de pan integral y mantequilla de maní, también puede ser una opción salada como arroz integral o quinoa y claras de huevo, las cantidades pueden variar dependiendo de la etapa o el objetivo de la persona.

Ejercicio 1

De pie, con tus manos entrelazadas a la altura de tu pecho y con las piernas pegadas, baja flexionando levemente, eleva tu pierna derecha lo más que puedas y vuelve a bajarla. (3 seriesde 12 repeticiones)

Ejercicio 2

Para el siguiente ejercicio nos apoyaremos sobre una pared, recargaremos el brazo derecho y elevaremos la pierna izquierda flexionándola. 

(3 seriesde 12 repeticiones)

Ejercicio 3

 De pie, con las manos en la cintura y los pies juntos, comienza a elevar la pierna derecha hacia el frente haciendo un movimiento circular. 

(3 seriesde 12 repeticiones)

Agradecemos la colaboración de Paola Schaeffer para la realización de esta rutina, y a Sports World Cuernavaca por el apoyo en el uso de las instalaciones.