El Pleno del Senado de la República avaló en lo general y en lo particular el dictamen de reformas constitucionales en materia de consulta popular y revocación de mandato presidencial, por lo que será devuelto a la Cámara de Diputados para su análisis y aprobación.

En cuanto a la votación en lo general, los legisladores avalaron con 98 votos a favor, 22 en contra y una abstención, las reformas promovidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador para que sea el pueblo quien decida si el titular del Ejecutivo continúa con su gestión a mitad del sexenio.

De esta forma, el dictamen retira la facultad del presidente de la República para convocar a una revocación de mandato y se lo concede al pueblo, el cual podrá ejercer este derecho a través de la recolección de firmas ciudadanas que representen 3% del padrón electoral.

Con la leyenda "El pueblo pone y el pueblo quita", los morenistas se impusieron en el Pleno para que una mayoría calificada aceptara las condiciones y cambios en el dictamen, el cual promueve la participación ciudadana en los asuntos públicos y mejora la operatividad de la democracia.

"La revocación de mandato obliga al gobernante en turno a ser mejor porque siempre existe la posibilidad de revocarlo", justificó el senador Martí Batres de Morena.

El legislador reconoció la voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador por promover esta iniciativa; sin embargo, dijo, no se ha avanzado en materia de consulta popular pues aún existen candados en la ley.

Revocación a gobernadores

En contraste, Emilio Álvarez lcaza del PAN señaló que la revocación de mandato parece una simulación pues se han puesto muchos "peros" para lograrlo, sobre todo en los estados para destituir gobernadores.

"Se están poniendo muchos candados para revocar a los gobernadores, primero 10% de la lista nominal y luego un número imposible de los municipios", reclamó.

Sobre este último tema, el dictamen propone que los estados deberán establecer en sus constituciones las normas para la revocación de mandato de sus gobernadores.

Al respecto, el senador Félix Salgado Macedonio respondió a Acción Nacional que la revocación de mandato presidencial no es un sinónimo de la reelección como la oposición ha dicho en el debate.

"Se va a someter a una votación Andrés Manuel López Obrador. México por fin va a adquirir su mayoría de edad y se va a aplicar el artículo 39 de la Constitución que señala que el pueblo es que tiene la soberanía", acotó.

Condiciones de la revocación presidencial:

La convocación para la revocación de mandato se realizará durante los 90 días posteriores a que el mandatario del Ejecutivo Federal cumpla los tres años en el poder.

Sólo en el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador se llevará a cabo en febrero de 2022 para que no coincida con las elecciones federales intermedias del 2021.

Además, se estipula que será el Instituto Nacional Electoral (INE) el que lleve a cabo esta consulta para destituir al presidente y, para que sea vinculante, deberá votar mínimo el 40% de la lista nominal.

Adiós a consultas 'a modo'

Las consultas populares también fueron establecidas dentro del marco de la ley; sin embargo, se aprobaron reformas con las que quedó prohibido hacer este tipo de ejercicios en leyes o proyectos fundamentales como la "Ley Bonilla", el Aeropuerto de Texcoco o cualquier iniciativa en proceso.

El presidente de la República celebró esta aprobación desde Pinos, Zacatecas, al destacar que "el pueblo tendrá las riendas" del poder para castigar a los malos gobernantes.

"Esa es la democracia participativa: el pueblo pone y el pueblo quita. Si nos quedamos en la democracia representativa, hay que aguantar a un gobernante malo, mediocre, hasta que termine su periodo", expresó.