Contador Fiscal, licenciado en Derecho, hombre honesto y trabajador es don Ricardo González Popoca, quien nació el 22 de noviembre en Zacatepec de Hidalgo, Morelos. Su padre fue don Ambrosio González Escarramán. Tenía una ferretería en Zacatepec y su mamá es la señora Modesta Popoca Montes,  quien siempre ha sido una entregada ama de casa.
Ricardo estudió la primaria en la Escuela Revolución Agraria, la secundaria en la escuela Enrique González Aparicio también en Zacatepec. Llegó a Cuernavaca, donde cursó la preparatoria junto a la Facultad de Contaduría y Administración Fiscal en la preparatoria 1 en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Iba con sus papas y sus hermanos de vacaciones a Acapulco, a Guadalajara y a otros lugares del País, recuerda los momentos en que tanto él como sus hermanos gozaban de los fines de semana en Zacatepec, ya fuere en el Estadio Coruco Díaz o en el mismo Ingenio.
El contador González le ayudaba a su papá en la ferretería con las cuentas. Recuerda que de chico había sido repartidor, descargaba productos, salía a hacer los mandados que sus padres necesitaban y posteriormente se hacía cargo del negocio. Convivía con sus padres de quienes aprendió a apreciar el amor. También le enseñaron a respetar sus propios principios, la ética personal, la honestidad en sus vida profesional y dentro de la sociedad. Dice que eso le ha servido mucho para la educación de sus hijos.
Llegó a Cuernavaca en 1982 y estuvo viviendo en una pensión que se encontraba a un costado de lo que entonces era el Hotel Papagayo y que ahora están las oficinas municipales. Recuerda aquella pensión donde lo trataba como si fuera de la familia, lo atendía con mucho cariño, pues la señora que rentaba los cuartos y le daba muy rico de comer, que sentía que se encontraba como en su propio hogar.
Se formó como abogado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de las Américas. Su servicio social fue variado. Apoyó a la Sociedad de los niños con el síndrome de Down. Nos explica que el Síndrome de Down es uno de los defectos genéticos más comunes y aún así no existe cura para ello, ni siquiera se sabe la forma de poder prevenirlo. Al acompañarlos lograba que hicieran algún deporte que tanto agradecían con sus risas y sus cariños. Él ayudaba a la institución con su asesoría de forma gratuita.
Ricardo está muy agradecido el reconocimiento que le dieron las autoridades, el que insistió que viéramos, en el que lo felicitan por su labor altruista hacia los niños con síndrome de Down.
A la edad de 21 años comenzó a trabajar como administrativo en tiempos del gobernador Antonio Riva Palacio. De ahí lo enviaron a la Dirección General del Transporte con el licenciado René Sánchez Beltrán siendo nombrado Jefe de Programación y Planeación, con el propósito del cambio de las rutas, de la conversión social, al transporte privado, terminando con el Pulpo Camionero del estado. Poco después Ricardo le ayudaba al licenciado René en su escuela de computación, pues es un experto.
Tiene cuatro hermanos: Héctor, Lilia, David y Rosario. Héctor es abogado y fue Secretario de Acuerdos del el Tribunal Superior de Justicia; ahora imparte clases en la UNAM Campus-Zacatepec. Se retiró del poder judicial para dedicarse de lleno a la actividad decente. Lilia es Licenciada en Administración, cuenta con una Maestría en Recursos Humanos y también es Maestra del Tecnológico de Zacatepec. Está casada con Jesús Castro Amezcua.
Su hermano David quien trabajaba en un banco, falleció de una enfermedad terminal. Rosario es Asistente Médico del Instituto Mexicano del Seguro Social en la Clínica 20 de Cuernavaca.
Ricardo llegó a trabajar a la dirección de gobernación, la que ahora es Secretaría, como Jefe de Enlace Político.
Tenía su despacho de contaduría en la calle Himno Nacional, donde atendía comercios y firmas empresariales, mientras seguía trabajando en el gobierno del estado.
Lo cambiaron como Subdirector Estatal de Protección Civil del Estado de Morelos, donde estuvo trabajando durante seis años, cuando el gobernador era Sergio Estada Ramírez. Pasó al Congreso del Estado como Secretario Técnico de Comisión y ahí logró ser Auditor General de Organismos Públicos del Congreso del Estado.
Después continuó como Contador Fiscal y Asesor de Empresas Constructoras. Actualmente tiene su oficina en la colonia Reforma, ahí laboran seis personas, entre abogados, arquitectos e ingenieros, logrando un muy buen equipo de trabajo.
Tiene cuatro hijos: Ricardo, Karen, Fernanda y Armando. Su hijo Ricardo está en la Escuela de Aviación del Ejército, Karen estudia biotecnología; Fernanda es arquitecta y actualmente cursa una Maestría en la ciudad de Arkanzas, Estados Unidos. Y Armando está por terminar la preparatoria.
A Ricardo le gustaba mucho el buceo y casi siempre se llevaba a sus cuatro hijos. En una ocasión estuvo a punto de ahogarse al no encontrar la llave con la que se abre la reserva de aire del tanque que traía, hasta que el instructor que siempre lo acompañaba se la abrió. Después de aquel incidente se olvidó de tal actividad. También le gustaba el futbol Americano, jugó con los Venados Grises de la UAEM, siendo dirigidos en ese deporte por el Coach profesor Serna. También practicó el boxeo y fue parte de un torneo en la división amateur.
Técnico en computación, impartió clases en la Universidad Tecnológica “La Luna”, en el que fue becado por el Instituto de Investigaciones Eléctricas al Departamento de Energía Nuclear, lo que le ayudo mucho al hacer su servicio social, impartiendo clases de computación en la UAEM.
Actualmente Ricardo se dedica a trabajar prestando asesorías a empresas, en contabilidad, administración, planeación y construcción. Es una persona muy respetuosa y puntual en sus actividades y se molesta con las personas que no lo son, pero comprende que la mayoría no ha aprendido a ser puntual.
Vive en Lomas de Ahuatlan y lleva una relación excelente con sus hijos. “Lástima que ya crecieron y no podemos estar juntos más tiempo”, se lamenta.
Asesora a los compradores de bienes inmuebles, a gente que desea comprar un bien raíz, prepara los análisis bancarios a las personas que necesitan de un crédito, aconsejándoles lo que es más adecuado para la economía del cliente. El investigar para los compradores, los rentistas y para los vendedores que así lo requieran los clientes: contratos, hipotecas, escrituración, exención de impuestos, etc.
Su esposa es maestra en el Instituto Montes de Oca y también organiza viajes turísticos por todo el sur del País. Ricardo le ayuda a conseguir transporte, turistas o gente de Cuernavaca que les guste viajar por la costa occidental, como Zihuatanejo, Acapulco y Puerto Escondido. En varias ocasiones organizan viajes a la Ciudad de México. Aunque esta actividad es de tipo ocasional, Ricardo se encarga de tener registrados todos los permisos que se requieren.
Contador Público, licenciado en Derecho, puntual, altruista y amante de sus hijos, el contador y licenciado don Ricardo Sánchez Popoca, goza de un gran prestigio y del reconocimiento de todos los morelenses.

El Contador Fiscal y Lic. en Derecho, don Ricardo González Popoca.

Por: Rafael Benabib / [email protected]
 


Últimas Noticias