Por primera vez en Cuernavaca se llevó a cabo la cuarta edición del Festival Internacional de Danza Contemporánea de la Ciudad de México en el Centro Cultural Teopanzolco. Durante noventa minutos, capitalinos y visitantes apreciaron las coreografías  de bailarines de  México, Japón y República Checa. 

Uno de los propósitos principales de este festival es generar un mayor acercamiento a las personas a este tipo de danza, que es representada con movimientos que reflejan una historia sin palabras. 

“Pálido teatro” fue la compañía de danza mexicana encargada de abrir el escenario con una pieza hecha para la Gala Internacional de Monterrey; el dueto de bailarines muestra un nostálgico ambiente en torno al riesgo, las alturas y la vertiginosidad. Por otro lado, Barbora Látalová & col. de República Checa, sorprendió al público con un espectáculo para niños basado en la suite del mismo nombre del compositor francés Camille Saint Saens. 

Para cerrar con broche de oro esta interesante demostración, la compañía Kenji Shinohe de Japón ofreció un espectáculo que refleja la vida real de las personas fuera de las redes sociales, esto con el fin de hacer reflexionar al espectador con respecto a lo superficial que se vive día a día. Al finalizar la gala de danza, los artistas fueron despedidos entre aplausos y ovaciones por los espectadores, quienes se mostraron muy contentos por esta magnífica presentación.