Cuernavaca.- El Congreso tiene, entre muchos otros asuntos pendientes, la aprobación de los decretos que formalicen legalmente el segundo periodo en el cargo de tres de los 18 magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). 

Se trata de Elda Flores León, María del Carmen Aquino Celis y Jorge Gamboa Olea, quienes fueron designados en 2013 y 2014 por un periodo de 6 años, y nunca fueron ratificados con el segundo periodo de 8 años, por la controversia que provocó el “regalo” de seis años más en el cargo –en automático- que el ex gobernador Graco Ramírez les quiso dar. 

A finales de 2016, la LIII Legislatura aprobó una reforma a la Constitución en la que estableció  el periodo único de 14 años para los magistrados. 

El regalo, que se presume fue por los favores que el ex mandatario recibió de la entonces presidenta del Tribunal, Verónica Cuevas López, fue incluido en el Artículo 3º Transitorio del Decreto 1613, publicado en febrero de 2017. 

Más de un año después, la misma legislatura aprobó, por exigencia de los magistrados beneficiados con la ampliación del periodo, para los tres señalados de 6 a 20 años, y para el resto de 8 a 20 años, el Decreto 2610, del 30 de mayo de 2018, por el que el Congreso debía expedir sus nombramientos por el periodo acordado, contados a partir de la fecha en la que originalmente habían protestado por primera vez en el cargo. 

Una vez que la reforma a la Constitución entró en vigor, en febrero de 2017, la Comisión de Derechos Humanos, entonces presidida por Jorge Olivares Brito, promovió ante la SCJN la acción de inconstitucionalidad 126/2020 en contra del Artículo 3º transitorio y el “regalo” para los magistrados, por considerar violatoria de la ley. 

En junio de 2020, el Pleno de la SCJN declaró la invalidez del transitorio y, en consecuencia los seis años quedaron sin efecto, pero dejó firme la modificación con la que los diputados establecieron que en Morelos, los magistrados serán designados para un único periodo de 14 años sin opción de reelección. 

Elda Flores León fue designada por el Congreso en marzo de 2013, como magistrada por seis años; en junio de 2014, fueron nombrados para el mismo periodo el actual presidente del TSJ, Jorge Gamboa Olea, y María del Carmen Aquino Celis. 

Los tres se sostienen en el cargo de facto, con base en los 14 años que cita la Constitución, pero sin decreto de su ratificación para 8 años más, como se establecía hasta antes de 2017. 

Otro caso que los diputados tienen pendiente es el del magistrado Andrés Hipólito Prieto, quien pese a haber perdido un amparo, se mantiene como magistrado vitalicio.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ 

antonieta.sanchez@diariodemorelos.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado