compartir en:

Jiutepec, MORELOS.- Aunque en el municipio de Jiutepec está en vigor un programa de cultura del agua, que se imparte en escuelas para promover la conservación de las barrancas locales, hay personas que continúan arrojando diversos objetos como colchones, televisores análogos y hasta mascotas muertas.
En un recorrido se pudo constatar que, en su mayoría, las barrancas, principalmente “La Gachupina”, permanecen hasta cierto punto limpias, lo que se debe al paso de las últimas lluvias y a trabajos previos de desazolve y limpieza que realizaron trabajadores de la comuna.
“El gobierno del alcalde Manuel Agüero dispuso desde los primeros meses de su administración la integración del Comité de Contingencias Meteorológicas (CCM), que se abocó, previo a la temporada de lluvias a la limpieza de barrancas, señaló el secretario del Ayuntamiento, Carlos Benítez
Urióstegui.
Cabe recordar que las barrancas del municipio cuentan con tres fuentes principales de contaminación, los residuos que llegan del rastro de Cuernavaca, los de las industrias de Civac y sus zonas habitacionales y la basura que tiran los pobladores.
“Los trabajos que se realizaron nos ha permitido que el paso de las dos primeras trombas no nos afectó, pues los niveles de las barrancas no alcanzaron el desbordamiento”, pero de cualquier forma mantenemos una estrecha vigilancia y el CCM sesiona de manera permanente con la integración de todas las áreas involucradas.
Pobladores consultados ratificaron que no se han presentado desbordamientos, aunque señalan que el riesgo mayor de las barrancas no es el agua, sino los delincuentes que las utilizan de base para saquear domicilios, sobre todo en la colonia Centro, por lo que pidieron más vigilancia a sus autoridades.

Casi lo logran. Aunque la autoridad municipal limpia y concientiza sobre la necesidad de no tirar basura en ríos, éstos aún no quedan totalmente limpios.

Se refleja positivamente el trabajo preventivo
El municipio de Jiutepec, a diferencia de otros años, no ha reportado problemas mayores de inundaciones por acumulación de basura.

Por una cultura de la limpieza
Los manantiales de Hueyapan y Las Fuentes, son las principales proveedoras de agua potable en la región, y requieren constante vigilancia.

Por: Rogelio Ortega /  [email protected]