España.- Checo Pérez lideró el Gran Premio de España durante algunas vueltas, sin embargo, Christian Horner le ordenó que le cediera la primera plaza a su compañero, Max Verstappen, algo que calificó como ‘injusto’ el tapatío, aunque el compañerismo que lo ha caracterizado pudo más.

Tras cruzar la bandera de cuadros, el piloto mexicano dejó entrever su frustración por quedar en el segundo puesto. “Estoy feliz por el equipo, pero tenemos que hablar”, dijo por la radio al jefe de la escudería austriaca.

Y es que Checo hizo una gran labor durante la carrera, pues al momento de rebasar a George Russell, Red Bull lideró la carrera. “Checo, Max viene con mejor ritmo y lo dejarás pasar”, le ordenaron al tapatío cuando Verstappen estaba una posición debajo de él. “No estoy de acuerdo, es injusto, pero acato por el equipo”, dijo.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado