Mariachis, cantautores y personas dedicadas a la música celebraron a su patrona Santa Cecilia, dieron gracias por continuar en la escena y elevaron una oración para gozar de salud y mantenerse haciendo lo que les gusta.
Hoy, desde temprana hora se abrieron las puertas de la iglesia de Jesús, en el barrio de Tepetates del centro de Cuernavaca, en donde arribaron decenas de músicos.
El párroco de la iglesia ofreció una misa en honor a la  patrona de los músicos, posteriormente ofrecieron un desayuno y comenzaron a tocar algunas piezas musicales para alegrar los festejos.
Además, algunos salieron a las calles del centro de la ciudad para entonar unas canciones, como el Señor José Solórzano Quevedo, quien es mariachi desde hace más de 15 años, cuando comenzó su carrera por el gusto a la música.
Toca el guitarrón y aprendió de manera empírica, algunos amigos lo instruyeron para que  pudiera aprenderse las notas musicales, con la práctica comenzó a sacar canciones y se integró a un grupo de mariachis.
“Siempre me llamó la atención el guitarrón y comencé a acercarme con amigos para pregúntales dudas, ellos me ayudaron y me decían los tonos, aprendí muchas canciones, he estado en varios mariachis, me gusta mi trabajo y con esto he salido adelante”, comentó.
En ocasiones las jornadas de trabajo son maratónicas, pero destacó que es satisfactorio cantar para la gente y que coreen las canciones que han hecho famosas grandes artistas.