El crédito Fonacot es una opción para las personas que se encuentran laboralmente activas y no pueden acceder a un préstamo, por no contar con todos los requisitos.
Aquí te explicamos qué es y cómo puedes solicitar este tipo de apoyo económico.

El Fonacot cuenta con los intereses más bajos del mercado; el solicitante no necesita presentar un aval, y el pago de este crédito se realiza a través de descuentos vía nómina, los cuales pueden iniciar hasta dos meses después de solicitar el préstamo.
Los préstamos del Fonacot están al alcance de todos los empleados, ya sean colaboradores de una organización privada o pública y tienen el propósito de convertirse en un estímulo económico para las familias mexicanas, convirtiéndose en una oportunidad para las personas que no tienen historial crediticio.
El monto total del préstamo depende del salario del trabajador y del tiempo en el que planee cubrir el adeudo, ya que el solicitante puede recibir hasta 3 meses de su sueldo.
Fonacot cuenta con varias opciones  en caso de que te quedes sin trabajo y dos de ellas, son el esquema 70-30, el cual consiste en liquidar el 70% del adeudo y se perdona el 30% restante; mientras el segundo es el esquema 20-20-20, en el cual al pagar el 20% del adeudo, el resto a 20 meses sin intereses y en caso de no tener retrasos se te perdonará el 20% restante de la deuda.

Los requisitos que el trabajador debe cumplir para solicitar su crédito Fonacot son:

Tener más de 18 de años, antigüedad mínima de un año en su actual empleo.
Que la empresa en la que trabaja esté afiliada a la institución y en caso de no estarlo, puede solicitar al empleador o al área de recursos humanos una Certificación Laboral.
Es necesario tener un contrato por tiempo indeterminado o ser un trabajador de planta y contar con dos referencias personales, una de ellas debe ser de un familiar que no viva en el mismo domicilio y presentar el número de seguridad social.
Identificación oficial vigente con fotografía
Comprobante de domicilio reciente, a tu nombre, 
último recibo de nómina 
último estado de cuenta bancaria  o movimientos a tu nombre, donde se encuentre la ‘CLABE’ interbancaria.