La alerta roja permanecerá encendida mientras los niveles  de embarazo sin planear en adolescentes no disminuyan, debido a las consecuencias que generan: mortalidad materna e infantil, menores oportunidades educativas y pobreza (1).
México tiene el primer lugar de embarazo adolescente, dice la OCDE. En el país uno de cada cinco embarazos es en adolescentes. Datos del organismo indican que la cifra  subió de 30 a 37 por cada mil mujeres entre 2005 y 2011.  Un 31.2% de adolescentes, en edades de 15 a 19 años, han dado un paso importante al comenzar su vida sexual, importante más no responsable, ya que 56% de las mujeres han quedado embarazadas (2).
La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENAID) 2014, destaca que entre adolescentes, 44.5% de las mujeres, o su pareja, no utilizaron, algún método anticoncepción en su primera relación sexual, lo que significa riesgo de embarazo (3).
 Físicamente esta población aún no está preparada para ser mamá, debido a que (4)  está en etapa de crecimiento  y madurez física, por lo que su  útero aún no se encuentra  desarrollado, no cuenta con las dimensiones que tendrá en la vida adulta, y el riesgo de aborto, parto pretérmino y bebés con bajo peso al nacer representa la principal causa de desenlace perinatal adverso.

Riesgos de un embarazo a temprana edad:

1.Las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre mujeres de 15 a 19 años.
2.Los hijos de madres menores de 20 años tienen  50% más de mortalidad prenatal o en las primeras semanas de vida.
3.Los abortos son peligrosos entre chicas de 15 a 19 años, ya que existe riesgo de muerte y problemas de salud prolongados. Preclampsia y hemorragia son principales causas de mortalidad.
4.Los recién nacidos de madres adolescentes tienen más probabilidad de tener una restricción del crecimiento intrauterino, malformaciones estructurales y muerte neonatal

Embarazo planeado
Una de las principales ocupaciones de los ginecólogos es permear en los adolescentes la importancia de un embarazo planeado, y ubicarlos en que existen una gama de métodos pensados en la salud y estilo de vida.  Experiencia y estudios apuntan a recomendar un anticonceptivo reversible de larga duración (LARC): implante subdérmico o dispositivo intrauterino.

Guía de cuidados en relaciones sexuales:
A todos los adolescentes les compartimos esta guía que será de utilidad cuando han decidido tener relaciones sexuales en forma responsable:

Los LARC son una opción segura y eficaz de anticoncepción, si vas a tener una vida sexualmente activa.

Debes acudir con tu ginecólogo para conocer  tu estado de salud y las ventajas de esta alternativa.
Recuerda que un LARC no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, así que usa un condón.

Y sobre todo, valora que si te embarazas en la adolescencia, pones en riesgo tu futuro y proyecto de vida.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...