Esta mañana se dio una conferencia de prensa dentro de la Mesa de Seguridad donde se dio una amplia explicación de los hechos ocurridos el sábado pasado en Cuautla.
De acuerdo con el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda, no hubo elementos para asegurar que se trató de un secuestro, sino que fue una riña entre particulares por la venta de un auto en mal estado.
Dijo que los hechos ocurridos derivaron de un mal procedimiento policíaco, y lo señalado por el director municipal de Seguridad, Isael Nieto Pliego, no es verídico.
Se informó que Gamaliel González Ravelo, comandante del Mando Coordinado en Cuautla, fue separado de dicho cargo mientras se realiza la investigación.
Asimismo, aseguró que los informes del mando policiaco de Cuautla con los que ellos tienen son contradictorios.
Indicó que la actuación de los policías municipales derivó de un allanamiento a la propiedad de un lote de autos, donde desaparecion 760 mil pesos, por lo que el dueño del lugar ya interpuso denuncia.
El fiscal Uriel Carmona dijo que la investigación fue hecha de forma imparcial y se pusieron a disposición de la FGR dos Armas, una corta y una larga, decomisadas a los participantes en la riña.
Descartó que haya sido un secuestro, aunque aceptó que hubo un altercado entre los compradores de un auto que fueron a reclamar a los propietarios del lugar por el mal estado del mismo.
Fue ahí donde se hicieron de palabras, sacaron las Armas y se presentó la riña, pero no fue secuestro.
El titular de la CES, José Antonio Ortiz Guarneros, dijo que comparecerá de ser necesario y aseguró que ninguno de los participantes en la riña pertenecen a una organización criminal.

CHECA EL VIDEO DE LA CONFERENCIA