CUERNAVACA, MORELOS.- La coordinadora del grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT), Tania Valentina Rodríguez Ruiz, lamentó que al cierre del periodo ordinario de sesiones el Congreso no pudo ordenar a la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización el inicio procedimientos administrativos y penales contra presuntos malos servidores públicos, porque no se aprobaron sus cuentas públicas, correspondientes a diferentes ejercicios fiscales.

Deplora Tania labor de diputada

Advirtió que lo anterior ocurrió porque la presidenta de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, Rosalina Mazari, “guardó” 60 de 65 auditorías concluidas por la ESAF.

Es decir, no las presentó a votación de los integrantes de la Comisión y en consecuencias, los informes de resultados tampoco llegaron al Pleno para que los diputados aprobaran su declaratoria e instruyeran al auditor, en caso de que contengan observaciones resarcitorias, iniciar los procedimientos a los que haya lugar para recuperar recursos presuntamente desviados, y se sancione a los ex servidores públicos que resultaren responsables.

La relación de auditorías concluidas pendientes de declaratoria corresponden a ejercicios fiscales 2012, 2015, 2016, 2017 y 2018, 35 de las cuales fueron remitidas al Congreso antes del inicio de la LIV Legislatura, y 30 después del 1 de septiembre de 2018.
De acuerdo con la petista, su homóloga podría haber incurrido en responsabilidad administrativa por el “congelamiento” de la mayoría de los informes.

PASAN CINCO
En la última sesión, el Pleno aprobó las declaratorias de las cuentas públicas de cinco municipios, entre ellos de Jojutla y Cuernavaca, de 2016 y 2017.
De acuerdo con la diputada, la validación de los informes habría sido ilegal, debido a que sus dictámenes fueron avalados por la Comisión de Hacienda, en una sesión en la que no había quórum.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
antonieta.sanchez@diariodemorelos.com