MAZATEPEC, MORELOS.- Con una antigüedad que data aproximadamente del Siglo XVIII, dos esculturas de la Iglesia de San Marcos, en el poblado de Cuauchichinola, municipio de Mazatepec, fueron sometidas a una delicada restauración.

Se trata de las imágenes de la Virgen Dolorosa y de San Francisco que resultaron afectadas parcialmente durante el sismo del 19 de septiembre de 2017 y que ahora son intervenidas por una parte del equipo multidisciplinario Piani (conservador del tiempo, en náhuatl).

A la Virgen Dolorosa, de aproximadamente 70 centímetros de altura, le fueron repuestas las dos manos por el equipo de integran Daniel Díaz, Joel Hernández, Nicolás Caro, Valeria Villalvazo y Omar Solís.

Principalmente con cedro, poco atractivo para los insectos que se alimentan de madera, a San Francisco le fue repuesta la mano derecha con que sujeta un báculo, así como su reubicación a la base.

Esta necesidad de la comunidad tiene cumplimiento en gestión del comité encargado del templo, cuyo objetivo va más allá de esta intervención, dado que sus integrantes siempre están atentos a su bella iglesia.

DDM STAFF
local@diariodemorelos.com