Cuernavaca, Morelos.- El Gobierno del Estado exhortó al Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, a respetar los acuerdos para la celebración de la fiesta patronal del municipio de Tepalcingo, el tercer viernes de Cuaresma, de lo contrario, lo hace responsable de la violencia que la suspensión de la tradicional celebración genere entre los pobladores.

El conflicto entre grupos de Tepalcingo, con preponderancia de la Iglesia, inició en febrero de 2016, cuando el párroco José Jesús de la Cruz, carente de sensibilidad social, convocó a los feligreses que lo apoyaban a una marcha, supuestamente por la paz, pero que en realidad se llevó a cabo con el objetivo de hacerse de la posesión del Santuario dedicado a Jesús de Názareth.

En medio de un connato de violencia con grupos opositores, el padre logró su cometido y desde entonces se mantiene la confrontación entre grupos contrarios de mayordomos, tanto por la posesión del santuario, como por la administración de los recursos de la feria del Tercer Viernes de Cuaresma.

Tras seis meses de diálogo por la conciliación, en el que participaron la Secretaría de Gobierno del estado y la delegación de la Secretaría de Gobernación, se firmó un convenio con representantes de la Diócesis y mayordomos para dar por concluido el conflicto por la posesión del santuario de Tepalcingo.

Se establecieron las condiciones de la administración de los recursos de la feria se acordó el regreso de la sede parroquial al pueblo de Tepalcingo cuando las condiciones lo permitieran.

A pesar del acuerdo los conflictos perduraron, y el pasado 5 de marzo, en la misa dominical el párroco informó que se retiraría de manera definitiva la sede parroquial de Tepalcingo, y el Obispo expidió el decreto, el 8 de marzo.

“El Obispo Ramón Castro  Castro rompió los acuerdos con la comunidad por intereses económicos”, acusó el secretario de Gobierno.

De no cambiar su postura, y a sólo cuatro días de que inicie la celebración por el Tercer Viernes de Cuaresma, en honor al Señor de Nazareth, el Obispo será responsable de la violencia que se desate entre la población de Tepalcingo, encabezada por sus mayordomos, expresó el funcionario.

Matías Quiroz exhortó a la Secretaría de Gobernación a intervenir de forma inmediata en el problema para solucionarlo.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...