Cuernavaca, MORELOS.- La vida nocturna que Cuernavaca ofrece a sus visitantes durante las vacaciones de verano registró un repunte de entre 10 y 15 por ciento, en el primer fin de semana, respecto del inicio de temporada de 2015, informó el presidente de la Asociación de Discotecas y Centros de Espectáculos (Adice), Andrés Remis Martínez.
Dijo que en el inicio de las vacaciones, los empresarios esperaban más actividad nocturna; sin embargo, precisó que para haber sido el arranque de la temporada, el resultado no estuvo mal.
La capital del estado registró una importante afluencia de turismo nacional y extranjero.
Consideró que están dadas las condiciones para que el turismo siga eligiendo a Cuernavaca como destino.
Dijo que aparte de que la Ciudad de la Eterna Primavera ha sido históricamente punto de descanso y recreación de la población de la Ciudad de México y su zona conurbada, los problemas de seguridad que registran otras entidades del país, como Acapulco, Guerrero, son dos de los factores que influyen en la recuperación de la actividad turística de la entidad.
El representante agregó que el esfuerzo que los prestadores de servicios turísticos han hecho, de manera coordinada con las autoridades del sector, está rindiendo frutos.
En el último año, dijo, la recuperación de la actividad nocturna ha sido de 40 por ciento, aunque agregó que aún falta mucho para que Cuernavaca vuelva a sus años dorados de la década de los ochenta.
Reiteró que la competencia desleal que representa el comercio informal del alcohol, continúa siendo un problema para el gremio.
Consideró que la participación de empresarios en la administración municipal puede ayudar a la autoridad a poner fin a la venta indiscriminada de bebidas embriagantes, en lugares que ahora se identifican como “chelerías”.

Llega turismo nacional y extranjero
Los empresarios del sector turístico señalaron que durante los primera semana de vacaciones han repuntado la actividad y las ganancias.

10 a 15% fue el aumento de actividad nocturna este fin de semana.

 

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]