Como parte de la misma reforma constitucional, los diputados también aprobaron que el periodo para ser auditor general del estado será sólo de ocho años, sin opción para que el titular de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización pueda repetir un periodo igual, previa evaluación.
Asimismo, trasladaron la facultad del Congreso, acerca de remover al auditor del cargo por causa grave, del Artículo 84 al 40.
También, eliminaron la edad mínima y máxima para ocupar el cargo, reiterando que el aspirante deberá tener cédula profesional con antigüedad mínima de 10 años.

Por Antonieta Sánchez