compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La regidora Amelia Fernández Aguilar dio a conocer que ha tenido que recurrir a solicitudes de información al Instituto morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), ante la negativa de miembros del gabinete del alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo para entregársela.
“El artículo 75 del Reglamento Interior del Cabildo obliga a los servidores públicos a proporcionar la información que le soliciten los regidores, sin tener que recurrir a otras instancias; sin embargo, ante la negativa del los funcionarios me he visto en la necesidad de recurrir al IMIPE, a fin de obtener la información requerida”, reprochó la concejal al alcalde.
Señaló que es lamentable que los regidores tengan que recurrir al organismo encargado de la transparencia y rendición de cuentas para saber cómo se está manejando la administración municipal, “esa conducta es preocupante, pues por una parte los funcionarios están violando la normatividad municipal, y por otro lado si a algún integrante del ayuntamiento se le está negando un derecho, que les puede esperar a los ciudadanos”.
Se manifestó confiada en que a través del Instituto se pueda aclarar cuál es la situación que guardan las finanzas y la obra pública, luego de que la información le fue negada por parte de los titulares de las Secretarías de Infraestructura Urbana, Obras y Servicios Públicos; la de Asuntos Jurídicos y la del Ayuntamiento.
Sin embargo, no descartó que en un momento dado y ante la falta de información hagan valer la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, que en sus artículos 27 y 28 establece, las sanciones en que incurren quienes nieguen información pública, que puede llegar hasta la destitución. 

Se niegan a responder cabalmente solicitudes
Sobre las repavimentaciones, el Ayuntamiento ya fue cuestionado a través de una solicitud de información pública.

Respuesta, ni a medias
Se cuestionó a la autoridad sobre las empresas y recursos utilizados para pavimentar calles, pero ésta se limitó a responder el plazo de ejecución de las obras.

 

Por:  Rogelio Ortega  /  [email protected]